Salud

Empezar a hacer gimnasia: ¿Qué cuidados que deben tener las personas con obesidad?

Las dos recomendaciones más comunes para quienes quieren bajar de peso es "comer sano y hacer ejercicio", pero: ¿es sano que una persona con sobrepeso haga el mismo esfuerzo que alguien con peso normal? Mirá lo que dicen los expertos

obesidad

La cultura “healthy” que se impone hoy en día tiene dos pilares: la alimentación saludable y el ejercicio. Si bien nadie discute la importancia de este último, lo cierto es que no se hace suficiente hincapié en que la medida del ejercicio debe adaptarse a cada uno. Sobre todo en personas con sobrepeso, se deben tomar otros recaudos para no sufrir lesiones que compliquen al paciente.

¿Cuáles? La Dra. Tamara Cudi, Jefa del Servicio de Nutrición de Grupo Gamma, llamó la atención sobre la importancia del factor del movimiento en las personas con sobrepeso y obesidad: poner el cuerpo en movimiento siempre es bueno, pero en estos casos algunas partes del cuerpo se mueven más de lo que uno quisiera.

Muchas de las personas con exceso de grasa, al realizar ejercicios presentan rebote de los pechos o de la grasa abdominal o molestias por el frotamiento de la grasa de las entrepiernas. Esto produce una sensación molesta, generando algunas veces que la persona no quiera ejercitarse. Además, el efecto del sobrepeso durante el ejercicio puede causar daño y problemas articulares.

Actualmente hay pocos estudios e investigaciones que traten de documentar los problemas que pueden sufrir los cuerpos con gran peso en movimiento y, aunque el ejercicio ofrece muchos beneficios cardiovasculares y ayuda al descenso del peso, poco se sabe de los riesgos y beneficios del ejercicio en otras partes del cuerpo en personas con sobrepeso.Por ejemplo, cuando el pie de una persona con sobrepeso golpea el piso, las rodillas y caderas sufren una presión muy grande, más que aquellas personas con peso normal. Esto puede aumentar el riesgo de padecer artritis.

¿Por qué sucede esto?

-El peso del cuerpo aplasta las articulaciones, lo que provoca el rozamiento y desgaste de éstas.

 -Tienen tendencia a pisar diferente que las personas no obesas (es decir, los pies de los obesos suelen pisar más separados que las personas con peso normal). Esa separación de los pasos, podría ser la forma que encuentran para mantenerse balanceados o, simplemente, una función que hacen las caderas grandes de éstas personas para tratar de evitar la fricción de las entrepiernas. Este pequeño ajuste de los pasos hace que se fuerce la parte interna de la rodilla, que es la parte más vulnerable a la artrosis.

Por esto es importante que tomemos conciencia a la hora de elegir la actividad física a realizar. No hay que tener miedo ni evitarla, pero sí tener cuidado. Saber elegir mejor qué ejercicio físico realizar para ayudar a mejorar el estado corporal y funcional propio.

El trote no es el único ejercicio posible. En personas con obesidad importante se recomienda en cambio natación, el aquagym o ejercicios en el agua. Luego se pasa a la bicicleta o aparatos de musculación, para aquellos con mejor estado corporal, y se dejan las caminatas rápidas para los que tienen sobrepeso moderado. El trote, en cambio, es para aquellas personas con peso casi ideal.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri trató de “impostor” a Massa y dijo que confía “en los gobernadores”

El presidente volvió a cuestionar que el diputado nacional haya sido uno de los impulsores del proyecto opositor de reforma del impuesto a las Ganancias

Tragedia del Chapecoense: detuvieron al hijo de uno de los dueños de LAMIA

Gustavo Vargas Villegas fue detenido en Bolivia por otorgarle a la compañía de su padre un permiso “indefinido” para la matrícula del avión