Política

Denuncian que patota del kirchnerismo irrumpió en la Facultad de Sociales de la UBA

En plena semana de elección de Junta y Director de Carrera y de centro de estudiantes, un grupo de patovicas de la lista de la UES/Campora, alineada al kirchnerismo, irrumpió en la Facutad de Ciencias Sociales y se enfrentó con las agrupaciones de izquierda

patovas sociales

La presencia de un grupo de hombres adultos extraños al entorno sorprendió ayer a los alumnos de la Facultad de Sociales de la UBA, en pleno proceso electoral.

Según informó La Izquierda Diario, los extraños eran patovicas que respondían a la lista de la UES/Campora, alineadas al gobierno nacional y al rectorado de la institución, que irrumpieron en la facultad para intimidar a las demás agrupaciones, agrediendo a los militantes de La Izquierda al Frente.

LEA MÁS  Efedrina: piden elevar a juicio causa contra Pérez Corradi y ex titular de la Sedronar

patovas sociales 02

La presencia de estos barras fue denunciada en las redes sociales tanto por alumnos como por profesores, y los estudiantes presentes, y, según afirmó Leo Luzbo, actual presidente del centro: “Los estudiantes que estaban presentes se acercaron a denunciarlo a las autoridades, quienes se desentendieron de la situación. A pesar de la indiferencia de los funcionarios de Sociales, el repudio masivo obligó a los barras a abandonar la facultad”.

LEA MÁS  ¿Millonario y con testaferro? La doble vida de Axel Kicillof

Mirá acá el tenso momento en que los jóvenes echaron a los barras del lugar:

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Denuncia de Nisman: Cristina Kirchner insiste con el apartamiento del juez Lijo

El pedido lo hizo su abogado ante la Cámara Federal. Alejandro Rúa sostuvo que el magistrado ya fue apartado en otro expediente por presunto encubrimiento

11_9_12
Autora: MARIANA ARAUJO http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/cristina-2.jpg

Gils Carbó acusada de otra operación inmobiliaria sospechosa

Gils http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/gils-1.jpg

Es por un edificio en Corrientes al 1600. Por un semestre de 2015, la Procuración pagó $ 6,5 millones. Sin ocuparlo, luego lo dejó