Accidente de Chano

Chano Charpentier se compró un auto nuevo y ya volvió a manejar

Así lo informó hoy su abogado, Gabriel Iezzi. "No tiene ningún tipo de obstáculos para hacerlo", dijo el letrado

Chano-Charpentier

Tras el accidente que provocó en el barrio porteño de Belgrano por el choque a cuatro autos estacionados, y la posterior golpiza que recibió, Chano Moreno Charpentier volvió a manejar. El cantante de Tan Biónica se compró un nuevo vehículo y ya condujo. “Se ha comprado un auto con sus fondos propios y ese es el auto que está manejando. No tiene ningún tipo de obstáculos para hacerlo”, aseguró Gabriel Iezzi, abogado del cantante. 

Aunque el músico está siendo investigado porque habría conducido bajo la influencia de alcohol y drogas, el letrado ratificó que su cliente está habilitado para manejar.

“El nivel que se conoció en ese examen que indebidamente se filtró en los medios habla de una alcoholemia de 0,26 que es menor a lo que dice la ley que es 0,50. Y habla de la presencia de cocaína y marihuana. Esas drogas permanecen en el cuerpo entre siete a treinta días, por lo cual nada puede hacer presumir cuándo tomó esa droga. No tiene ningún impedimento a nuestro entender que imposibilite que maneje”, contó en el programa “Chimenteros 3.0”.

Sobre la salud del cantante, Iezzi señaló: “Está muy bien en los aspectos de salud y en lo anímico. Están empezando ya con los ensayos para los recitales de septiembre. Nos comentó de un proyecto que está haciendo con Juanes. En el aspecto personal está muy bien”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Quisieron estar pero sin fotos: Massa y Redrado, en la gala de Trump

El líder del Frente Renovador fue invitado personalmente por Rudolph Giuliani, jefe de asesores para seguridad e inteligencia del nuevo gobierno

0121massaredradog http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/0121massaredradog-1.jpg

¿Caso Ciccone cajoneado? Más de tres años y Boudou sigue sin fecha de juicio

amado-boudou http://www.nexofin.com/archivos/2016/08/boudou.jpg

El ex vicepresidente intenta dilatar los tiempos judiciales a través de recursos que frenan el avance en una causa que podría llevarlo hasta seis años tras las rejas