Internacionales

Guatemala: Alejandro Maldonado asumió como presidente y pidió renuncia del gabinete de Otto Pérez Molina

El nuevo mandatario afirmó que busca con honestidad lograr recuperar la fe en la democracia guatemalteca. Quiere conformar un nuevo gabinete. El ex presidente está preso en la cárcel militar de Matamoros por el delito de corrupción

Alejandro-Maldonado

Tras la renuncia y el posterior encarcelamiento de Otto Pérez Molina al final de una audiencia por acusaciones de corrupción, Alejandro Maldonado Aguirre asumió como presidente de Guatemala. De 79 años, Maldonado Aguirre, era vicepresidente en el actual gobierno, y gobernará hasta el 14 de enero del próximo año para completar el período de Pérez Molina. 

Durante su discurso de asunción el flamante mandatario, quien había llegado al gobierno como vicepresidente en lugar de Roxana Baldetti, la cual dimitió al cargo el pasado 8 de mayo, pidió la renuncia de todo el gabinete.

En un breve discurso dirigido a los jóvenes que desde abril se han manifestado en las calles para exigir la renuncia de Pérez Molina, Maldonado dijo que espera construir un legado de honestidad y recuperar la fe en la democracia guatemalteca en los pocos meses que estará a cargo de la presidencia.

“No pueden dar por finalizada su tarea. En lo que queda de año debe haber una respuesta positiva, abrir espacios para jóvenes, activistas y profesionales”, dijo Maldonado. “Esta generación que se alzó con los símbolos de la paz no puede estancarse ni acomodarse, podemos recuperar nuestra democracia. El pueblo está movilizado por disgusto con esquemas descompuestos y se deben hacer correcciones inmediatas de alto nivel moral”, agregó.

Ahora el Congreso deberá elegir entre tres postulantes que proponga Maldonado Aguirre para ocupar la vicepresidencia, según lo establece el artículo 192 de la Constitución. La renuncia de Pérez Molina fue aceptada con 116 votos favorables y 42 legisladores ausentes.

Esta crisis política sin precedente en la historia reciente de Guatemala tuvo lugar en una agitada semana en la que Pérez Molina fue despojado de su inmunidad, abandonado por los principales miembros de su gabinete, y en la que fue testigo de cómo su ex vicepresidenta, Roxana Baldetti, fue encarcelada para también ser juzgada.

Mientras Maldonado asumía el cargo, Pérez Molina, de 64 años, se encontraba en un tribunal haciendo frente a acusaciones por recibir sobornos y por verse involucrado en una trama de corrupción en la que presuntamente un grupo de empresarios pagaban dinero para evitar el pago de aranceles de importación y agilizar trámites, según la fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad de Guatemala (CICIG).

El ahora ex presidente fue encerrado en la cárcel militar de Matamoros por decisión del juez Miguel Angel Gálvez, en medio del pedido del abogado del ex gobernante, César Calderón, de reconsiderar la medida y tomar en cuenta que su cliente se presentó voluntariamente a declarar. Afirmó que el ex mandatario se someterá a la ley y que se presentará el viernes a la continuidad de la audiencia.

Cuando salió del tribunal escoltado por policías, Pérez Molina reiteró su voluntad de enfrentar las audiencias y las investigaciones penales y civiles: “Yo siempre dije que voy a respetar el debido proceso. “No tengo la mínima intención de salir del país”.

Fuente: Agencias AP y AFP

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

La CGT avisó que irá el martes al Senado para aprobar el proyecto de Ganancias de la oposición

Héctor Daer y Carlos Acuña, miembros del triunvirato que lidera la central obrera, confirmaron que se movilizarán el martes frente al Congreso

Frigerio cargó contra el kirchnerismo por Ganancias: “pretenden convertir al Congreso en una escribanía”

El ministro del Interior recordó que ni Kiciloff ni Massa “quisieron debatir el cambio del Impuesto a las Ganancias, porque decían que no estaban dadas las condiciones de la economía”