Policiales

Así robaba el ladrón golpeador de mujeres

La clave de la investigación fueron las cámaras de seguridad, ya que lo grabaron a cara descubierta, tal como solía concretar los violentos robos que protagonizaba

ladron-golpeador-mujeres

Juan Pablo Majo Molinari, de 39 años, es juzgado por cometer 12 robos en San Isidro y Martínez con una violenta particularidad: asaltaba negocios atendidos por mujeres a las que golpeaba y asustaba a gritos para que le entreguen el dinero recaudado.

La acusación está en manos del fiscal de San Isidro Patricio Ferrari, el mismo que junto a su colega de Martínez Gastón Garbus realizaron la investigación que terminó con la identificación y detención del imputado.

LEA MÁS  Conurbano: apresan a dos hermanos con 65.000 dosis de LSD

La clave de esta investigación fueron las cámaras de seguridad, ya que lo grabaron a cara descubierta, tal como solía concretar los robos.

De esta forma se determino que se trataba de un mismo delincuente alto, semicalvo y con tatuajes en su hombro izquierdo, al que la Policía llamó “el golpeador serial de mujeres”.

LEA MÁS  Violencia de género: el horror de una víctima que grabó los ataques de su ex

El primer hecho que le imputan a Majo Molinari data del 1 de diciembre de 2014 en una marroquinería ubicada en avenida Del Libertador 14437 de San Isidro, de donde se llevó alrededor de 6.600 pesos, seis carteras, tres billeteras y un teléfono iPhone 4, según lo publicado por el diario Clarín.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Confirman el procesamiento de César Milani por secuestro y torturas

Así lo resolvió el juez federal de La Rioja Daniel Herrera Piedrabuena, en el marco de la causa Olivera. El magistrado, además, le trabó un embargo por un millón de pesos

Milani http://www.nexofin.com/archivos/2016/06/milani.jpg

El peor castigo: Messi podría perderse entre 2 y 4 partidos de las Eliminatorias

messi-protesta-ricci-asistentes-chile_oleima20170327_0168_29-1 http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/messi-protesta-ricci-asistentes-chile_oleima20170327_0168_29-1.jpg

La FIFA actuó de oficio, le abrió un expediente al delantero argentino por los insultos a uno de los jueces durante el cotejo con Chile y podría quedar suspendido