Policiales

La historia de Robledo Puch, el “ángel de la muerte”

Cuando el delincuente fue condenado a prisión perpetua, hace más de 43 años, miró fijamente a los jueces y aseguró: "Cuando salga los voy a matar a todos"

robledo-puch

Carlos Robledo Puch nació en Buenos Aires, el 19 de enero de 1952, y es la persona con más delitos graves imputados en el país. Está detenido desde 1987.

Al “Ángel Negro” o “El Ángel de la Muerte”, como fue llamado por los diarios nacionales, se lo condenó por diez homicidios calificados, un homicidio simple, una tentativa de homicidio, diecisiete robos, una violación, una tentativa de violación, un abuso deshonesto, dos raptos y dos hurtos.

La defensa de Robledo Puch solicitó en 2009 su libertad para que pueda dejar el país, pero la Corte Suprema de Justicia lo rechazó.

Cabe recordar que cuando el delincuente fue condenado a prisión perpetua, hace más de 43 años, miró fijamente a los jueces y les dio su propia sentencia: “Cuando salga los voy a matar a todos”.

Poco después de cumplir 19 años, Robledo Puch decidió que su manera de obtener dinero sería robando. Así lo hizo y cada vez que alguien apareció en su camino no dudó en acribillarlo a sangre fría, por placer y sin importarle que sus victimas estuviesen durmiendo, sin saber de su presencia. La mayoría de ellos eran serenos en los comercios que robó junto a Antonio Ibáñez, ex compañero de banco de la escuela y cómplice.

El 9 de mayo de 1971, la dupla empezó su accionar delictivo cuando robó en un comercio del centro de Vicente López. Asaltaron la caja fuerte y se llevaron un botín de $400.000 de entonces (poco más de $100 mil actuales), pero antes de escapar mataron al encargado del local que dormía junto a su mujer y un bebé de meses.

Seis días después decidieron robar en un boliche de Olivos. Ingresaron por la ventana y se llevaron un botín de $350 mil de entonces. Para eso, mataron a Manuel Godoy y Pedro Mastronardi, sereno y encargado respectivamente, que dormían sobre unas sillas.

Las crónicas policiales de aquellos años contaban que, cuando le preguntaron a Robledo por qué mataba a personas dormidas que ignoraban su presencia, contestó: “¿Querían que los despertara?”

El 24 de mayo de 1971, la dupla criminal robó su máximo botín en un supermercado: $ 5 millones, lo que hoy sería $1.300.000. Juan Scattone, el sereno de 70 años, los descubre y sin dudarlo Puch lo asesina.

Le siguieron varias víctimas, entre ellas Virginia Rodríguez, quien fue asesinada el 13 de junio de 1971, sólo por haberse cruzado en su camino mientras éste deambulaba junto a Ibáñez en un auto robado.

A su amigo le gustó mucho, la subieron al vehículo, la llevaron a un descampado cercano y allí Ibáñez la violó y golpeó salvajemente. Después, el “ángel de la muerte” le disparó cinco veces, acabando de esta manera con su vida.

Once días después, los temibles psicópatas hicieron de Ana María Dinarco la sexta víctima. La secuestraron a la salida de un boliche de Vicente López con el objetivo de llevarla al mismo descampado y con los mismos propósitos.

Ibáñez buscó violarla durante el traslado, pero como no pudo decidió tirarla del auto en movimiento y la mujer corrió semidesnuda por el costado de la Panamericana. La situación enojó a Puch y éste disparó siete tiros a su espalda.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Imputan a Oyarbide por “falso testimonio”: había dicho no conocer a Angelici

El ex magistrado compartió cenas con el presidente de Boca Juniors, e incluso este último habría asistido como invitado al cumpleaños del retirado juez

El dólar vuelve a dispararse y se ubica en $16,17 para la venta

La divisa minorista continúa en línea ascendente y alcanza un nuevo récord tras avanzar siete centavos. El blue, por su parte, cede un centavo a $ 16,34