Trabas a Importaciones

Por la falta de dólares, se complica el ingreso de los insumos para la telefonía celular

El Gobierno Nacional continúa con la restricción de entregar divisas para el pago de importaciones y ya genera problemas en el rubro de la electrónica. La deuda que los importadores argentinos tienen con sus proveedores creeció hasta los 8100 millones de dólares

sábado 29 de agosto de 2015 - 9:30 am

El Gobierno Nacional continúa con la restricción de entregar dólares para el pago de importaciones, lo que ya comienza a generar algunas complicaciones a varias de las industrias argentinas. Ahora, es el segmento de la electrónica, línea blanca y telefonía celular es uno de los que más sufre. Así lo informó con detalle el portal Cronista.[pullquote position=”right”]Por la falta de dólares, se complica el ingreso de los insumos para la telefonía celular[/pullquote]

LEA MÁS  El dólar baja 30 centavos, con un BCRA que licitará u$s 100 M por día

Es que, tras la disparada que el dólar comenzó a mostrar días atrás, el Banco Central se dispuso a pisar los dólares que los importadores utilizan para el pago de los productos que ingresan al país.

De hecho en Tierra del Fuego, donde se ensambla casi el 100% de los productos electrónicos y del hogar que luego se venden en el mercado local, las dificultades para encontrar los dólares suficientes para pagar a los proveedores son muy importantes.

LEA MÁS  Decretan quiebra de Austral Construcciones: recibió $ 46.000 millones en el kirchnerismo

“Se siente mucho el faltante de productos y materia prima”, aseguró Enrique Carrier, titular de Carrier y Asociados. Y agregó: “La caída en la producción está íntimamente ligada a las restricciones de acceso a las divisas para pagar a los proveedores del exterior. Estos son quienes proveen la tecnología, quedando sus pares locales para aspectos como el packaging”.

Casi el 90% de los insumos que utilizan estas plantas proviene de China. Y el problema se acentúa: la deuda que los importadores argentinos tienen con sus proveedores ya era importante hasta fines del año pasado, pero en el primer semestre de 2015 explotó. Había cerrado 2014 con algo más de u$s 4000 millones, y en apenas seis meses ese rojo creció hasta los 8100 millones de dólares.

LEA MÁS  Fuerte inversión de compañía argentina en biotecnología
COMENTARIOS