Salud

A tener cuidado con los analgésicos

A pesar de ser efectivos, tienen sus efectos no deseados. Por ejemplo, su consumo prolongado y en altas dosis puede provocar problemas de corazón

ibuprofeno

Tan sólo en los Estados Unidos, alrededor de 29 millones de personas toman habitualmente algún tipo de analgésico antiinflamatorio no esteroide (AINE) para aliviar desde dolores musculares hasta la artritis. Muchos millones más lo hacen en el resto del mundo.

Pero a partir de ahora, deberán hacerlo con más cuidado, ya que un estudio reciente alertó acerca de los riesgos de tal consumo. Hecho por el cual la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) estadounidense planea reforzar mucho más el aviso a los consumidores.

Según la agencia gubernamental estadounidense, la evidencia del riesgo es “definitiva” lo cual se reflejará en un futuro cercano en las etiquetas y en los envases de estos analgésicos, según lo publicado por el portal Juntosbien.org.

Desde hace más de 15 años los investigadores ya conocían que el consumo de los AINE, en dosis altas, aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular, lo cual se indica ya en las etiquetas de esos medicamentos.

Los analgésicos de uso común, conocidos como AINE (antiinflamatorios no esteroides) que se utilizan para combatir tanto el dolor como la inflamación, consiguen una doble acción que los hace particularmente efectivos para el alivio de lesiones musculares y todos los casos de artritis, por lo que su uso se hace todavía más generalizado y continuo.

A este grupo de medicamentos pertenecen nombres tan familiares como:
> Ibuprofeno (de venta libre)
> Naproxeno (de venta libre)
> Diclofenac (con receta médica)
> Celecoxib (con receta médica)

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia