Archivo

El día que la Presidenta pidió echar a Luis Barrionuevo por quemar urnas

Ocurrió en 2003. Por ese entonces, la presidenta estaba al frente de la comisión de Asuntos Constitucionales en el senado, y el gastronómico era uno de sus pares en la Cñamara Alta

Cristina-Kirchner-2003

Corría marzo de 2003, poco tiempo después que Néstor Kirchner hubiera ganado la presidencia, cuando la por entonces senadora Cristina Fernández pedía que su par en la Cámara Alta, Luis Barrionuevo sea expulsado por estar involucrado en la quema de urnas durante las elecciones en la provincia de Catamarca. 

La hoy presidenta de la nación estaba al frente de la comisión de Asuntos Constitucionales, y el gastronómico era parte del peronismo disidente.

Barrionuevo había buscado presentarse como candidato para la gobernación de Catamarca, pero había sido inhabilitado y sus seguidores provocaron violentos desmanes. El senador y sindicalista aseguró en aquel momento que habían querido proscribirlo. Por entonces, el Senado convocó al gastronómico y Cristina impulsó un pedido de expulsión. Días después, cuando viajó a Catamarca, fue recibida “a huevazos” por militantes. Algunos de los misiles le alcanzaron el pelo, pero ella finalizó su acto proselitista.

“La responsabilidad en los sucesos que culminaron en las elecciones tiene directa vinculación, en términos de autoría mediata y de responsabilidad política, con el senador Barrionuevo”, había dicho Cristina en el Senado.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Incendio en Aeroparque: evacuaron a todos los pasajeros y cancelaron los vuelos

Producto de un humo que habría empezado en la terminal B, el personal y los usuarios fueron evacuados y los vuelos trasladados al aeropuerto internacional de Ezeiza

C2VRLMFWEAAAYcf http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/c2vrlmfweaaaycf.jpg

Durán Barba ya le pasó los lineamientos a Vidal para ganar la Provincia

Jaime Durán Barba http://www.nexofin.com/archivos/2016/11/du.jpg

El asesor estrella de Cambiemos ya la presentó su propuesta “ganadora” a la gobernadora de cara a las elecciones de medio término; la apuesta a los distritos seguros y el papel de Emilio Monzó