Causa Hotesur

Hallan en una oficina de Lázaro Báez una computadora oculta con datos claves

En el allanamiento en Río Gallegos se encontró un servidor escondido en una especie de doble fondo. Podría contener información contable, legal y reservada de las empresas que integran la cadena de negocios hoteleros de la familia Kirchner

Lázaro Baez

El pasado 13 de julio, y en el marco de la causa Hotesur, el juez Claudio Bonadio ordenó el allanamiento en Río Gallegos de varias oficinas de Lázaro Báez. 

Allí, debajo de una mesada, en una especie de doble fondo, los efectivos de la Policía Metropolitana encontraron una computadora con datos claves. Se trató de un servidor que brindaba servicios de contabilidad y estaba conectado en red con otras computadoras. Así lo informó el diario Clarín.

El servidor fue secuestrado en las oficinas de Diagonal Sur SA, una firma de telecomunicaciones vinculada actualmente a la hija de Lázaro Baéz, Luciana. Esa es una de las firmas con las que el empresario pactó el alquiler de habitaciones del hotel Alto Calafate, controlado por Hotesur, que pertenece a la familia de la presidenta Cristina Kirchner.

Leer más. Hoteles de los Kirchner: hubo serias trabas a los operativos dispuestos por el Juez Bonadio

Durante el procedimiento, llamó la atención un puñado de cables que salían por el techo del inmueble y terminaban en otra oficina, ubicada en el fondo del terreno, a través de una caño subterráneo. Allí, y como los empleados evadieron las primeras preguntas, los investigadores decidieron seguir el recorrido de los cables hasta que se encontraron con un pequeño galpón.

Arriba de esa construcción, en el primer piso, funcionaba una suerte de taller donde se reparaban equipos de telecomunicaciones. En una primera inspección del lugar no encontraron nada llamativo: penas una mesada de trabajo amurada a la pared. Sin embargo, y cuando se estaban yendo, los investigadores notaron otros cables sospechosos que los terminaron guiando al servidor.

 Un hallazgo clave

La máquina podría ser central en la causa, ya que un servidor es una computadora que se conecta a otras de manera remota. Además, este servidor estaba conectado a un dispositivo USB de color violeta, que era la “llave” para ingresar al software de contabilidad denominado TANGO.

Ante este escenario, la hipótesis es que ese servidor contiene información contable, legal y reservada de las empresas que integran la cadena de negocios hoteleros de la familia Kirchner.

Ahora será la Justicia quien deberá ordenar un peritaje para conocer el contenido de la computadora.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados