Fútbol Para Todos

La investigación sobre “Fútbol para Todos” que pone en jaque a Aníbal Fernández

La jueza federal María Servini de Cubría investiga pagos sospechosos de la empresa Traffic Sports internacional por tres millones de dólares a la AFA catalogados como giros “adicionales” por los derechos de transmisión de la Copa América 2011. Una "sublicencia" contratada por el entonces jefe de Gabinete al presidente de TYC, Alejandro Burzaco, lo pone en jaque

Julio-Grondona-Aníbal-Fernández

Este viernes se conoció que la jueza federal María Servini de Cubría investiga pagos sospechosos de la empresa Traffic Sports internacional por tres millones de dólares a la AFA catalogados como giros “adicionales” por los derechos de transmisión de la Copa América 2011. 

La investigación se realiza sobre la denuncia que presentó la diputada Graciela Ocaña, quien dijo que ese pago sigue “la misma operatoria” que Traffic usó en EE.UU. -según el Departamento de Justicia- para pagar sobornos por 100 millones de dólares a dirigentes de la Conmebol, entre ellos varios argentinos, por los derechos de trasmisión televisivos de ese y otros torneos. La legisladora quiere que se investigue los pagos de la empresa desde 2009.

Ocaña, preside la comisión de Deportes de la legislatura porteña y la autora de la denuncia original del programa Fútbol Para Todos.

Aníbal Fernández, en el ojo de la tormenta

El actual jefe de Gabinete y candidato a gobernador de Buenos Aires por el Frente Para la Victoria está en el ojo de la tormenta porque en 2011, fue el encargado de contratar por 3,2 millones de dólares una “sublicencia” por los derechos de transmisión de la Copa América al presidente de Torneos y Competencias International (TyC) con sede en Holanda, Alejandro Burzaco, quien a su vez habría comprado esos derechos a Traffic. Es por ello que Ocaña dedujo que se trataría de sobornos pagados a dirigentes de la AFA con fondos provenientes del Estado en la época de la presidencia de Julio Grondona, quien falleció el año pasado.

La legisladora puso su denuncia en el marco del “descontrol” de los $6.500 millones que el Gobierno, a través del programa Fútbol para Todos, le dio a la AFA entre 2005 y 2013. Aclaró que los mil cheques que emitió la AFA en junio de este año y por los que pidió saber su destino Marcelo Tinelli fueron librados antes de que asumieran los tres veedores nombrados por Servini en la asociación: Alicia López, Horacio Della Rocca y Alberto Piotti.

La denuncia, según informa Clarín, dice que “en todos los casos los dineros ingresaban formalmente a la AFA, pero habrían vuelto a manos de los intermediarios o funcionarios infieles de la AFA bajo la simulación de contratos legales”.

Burzaco se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria en Nueva York deberá ampliar su confesión ante el juez de EE.UU. el 18 de septiembre. En ella podría implicar a dirigentes de la AFA y a funcionarios argentinos. Su confesión sería para negociar una reducción de la pena, práctica que alientan las leyes de ese país.

La presentación de Ocaña está basada en las dos denuncias que hizo la secretaria de Justicia de EE.UU. Loretta Lynch por el pago de sobornos a dirigentes de la FIFA. En estos casos, se encubrieron los sobornos a través de la metodología de “pagos adicionales” a dirigentes de esa asociación mundial.

Además, Ocaña estudió un informe que le envió el actual presidente de la AFA, Luis Segura, para hacer un descargo frente a sus acusaciones y observó que Traffic hizo pagos “contractuales o reglamentarios” por los partidos de la Copa América a asociaciones de fútbol de América latina y luego efectuó “importes adicionales”. En el caso de la AFA, Traffic le pagó por contrato oficial 601.214 dólares y luego le envió tres millones de dólares “como pago adicional”. Se trata de una nota de pago del 19 de octubre del 2010 del gerente general de Traffic, José Geraldo de Goes.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Escándalo: advierten que la Legislatura “blanqueó la coima” en la industria farmacéutica

El Sindicato de los Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina afirmó que el proyecto habilita los sobornos a médicos por parte de los laboratorios, reunidos en la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA)