YPF

Argentina, dueña de una de las naftas más caras, mientras el mundo registra una baja del petróleo

Mientras en el resto del mundo el petróleo bajó su cotización en un 45%, en Argentina, donde YPF necesita mejorar sus ingresos gracias a su hegemonía en el mercado de expendio, subió un 10% en lo que va del año

DYN410.JPG

El diputado nacional Claudio Lozano presentó ayer en el Congreso un informe sobre el aumento del precio de los combustibles en el paìs. “Mientras en el mundo el precio del barril del petróleo registra una caída del 45% desde junio del 2014, los combustibles en nuestro país aumentaron en el mismo período un 109%”, resume el trabajo del instituto que coordina el legislador de Unidad Popular.

El legislador explicó que el aumento otorgado luego de las PASO eleva entre 8,5% y 10% el precio de los combustibles, haciendo que Argentina sea uno de los pocos países que va en contra de la tendencia a la baja del mercado global de hidrocarburos.

¿Por qué? Una decisión del Gobierno, que decidió sostener un precio del barril en el mercado interno de 77 dólares como incentivo para incrementar la producción en el país, mientras en el mundo el crudo de Texas, por ejemplo, cerró ayer a u$s40,80, y acumula así una caída superior al 20% en lo que va del año, según informó Infobae.

Lozano sostiene que “en lugar de tener precios más bajos que los internacionales dado que contamos con el recurso a un costo menor, convivimos con el absurdo de que convendría importar petróleo puesto que su precio es menor que el que el Gobierno fija en el mercado interno”.

Argentina se ubica así entre los primeros tres países con el litro de nafta más caro de la región.Primero en el ranking de Global Petrol Prices, con datos al 17 de agosto, está Uruguay, con una u$s 1,48 el litro, lo que significa que llenar un tanque de 40 litros, de un auto mediano tiene un costo de 59,2 dólares.

 

El analista Ariel Squeo, director de ICB Argentina, explicó a Infobae que “YPF tiene sus particularidades, su acción fue menos castigada que la de sus competidoras, porque tiene el precio del barril de alguna manera subsidiado, entonces no es tan dependiente de las oscilaciones del petróleo. El aumento del combustible obviamente es para mejorar los números, por eso vemos que el petróleo baja y la nafta sube”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Dura crítica de Elisa Carrió a Massa por Ganancias: “Los argentinos creen en mentirosos fascistas”

Desde Miami, la diputada y aliada del Gobierno advirtió que “en Estados Unidos cayó muy mal entre los empresarios la maniobra” de la oposición para anular el proyecto del oficialismo

Ganancias: las principales definiciones de Emilio Monzó tras la derrota legislativa

“Nunca pensamos que el Frente Renovador pudiera llegar a un acuerdo con el kirchnerismo. Fue una sorpresa que ganara el proyecto de Kicillof”, dijo el presidente de la Cámara de Diputados.