Economía

Cristina Kirchner dejará un país con el mismo déficit fiscal que el que dejó Alfonsín

La presidenta terminará su mandato con un rojo fiscal de 8 puntos del PBI, el tercero más alto de la historia del país, superando al de la crisis del 2001-2002, informó el portal La Política Online

cristina-kirchner-axel-kicillof

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner terminará su mandato con el mismo déficit público que el ex presidente Raúl Alfonsín, quien en el año 1989 debió entregarle seis meses antes la presidencia a Carlos Menem debido a una ola de hiperinflación que parecía no tener fin. 

Economistas calculan que el rojo fiscal de este año cerraría en torno a los 8 puntos del PBI, si se tienen en cuenta como ingresos sólo los impuestos y se excluyen los recursos extraordinarios del Banco Central y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses. Esa misma era la relación en el ’89.

El número incluso sobrepasa a los de la crisis del 2001-2002, y es el tercero en la historia grande del país.

El consultor José Luis Espert consideró que el déficit actual en relación al PBI sólo fue superado en 1982, cuando se ubicó en 10 puntos del producto, y en 1975 con el “Rodrigazo”, cuando se fue a la cifra récord de 12%, considerando el período que engloba las últimas cuatro grandes crisis de la Argentina.

La Política Online informó que accedió a un documento (el cual no especificó) que afirma que “cuando Cristina entregue su mandato estará dejando, como legado, una de las peores condiciones fiscales que registra la historia económica argentina: por su tamaño, el déficit público de este 2015, estimado en el orden de los 8 puntos del PBI, solo será comparable al que se registró en 1975 y en los momentos previos a la crisis de 1982”.

En ese sentido, Juan Pablo Paladino, de Ecolatina, señaló que Cristina dejará el país con un déficit que estará entre el 6,5 y los 7 puntos del PBI. En la consultora fundada por Roberto Lavagna “restan” a los ingresos fiscales las utilidades contables que el Banco Central imprime para girárselas al Tesoro, pero no las de la Anses, conformadas por títulos públicos y plazos fijos, porque si se hace esta operación “también tendrían que restarse los egresos” que hace el sistema previsional al propio sector público. Por eso los analistas de ese estudio estiman un déficit menor.

El director de Espert y Asociados precisó que el 2015 terminará con un rojo arriba de los 400 mil millones de pesos.

No obstante, el economista sostuvo que “no necesariamente el cuadro actual va a desembocar en una hiperinflación” ya que el contexto internacional y político es diferente al de aquél entonces, por más que la magnitud del déficit coincida, acaso por casualidad y no por causalidad.

Consultado acerca de las causas, Espert sentenció “la causa del déficit es siempre la misma: el exceso de gasto por sobre los ingresos, más allá del contexto”.

“El déficit actual tiene cierta similitud al que había en la década de los 80’”, coincide Paladino, aunque en algunos aspectos la situación es más débil y en otros, más fuerte, consideró el analista.

El principal problema es que el déficit primario (sin contar los pagos de deuda) está en un 4,5% del producto con una presión tributaria récord, por arriba de la de los países de la región, cosa que no ocurría en los 80’, cuando era inferior a la de Latinoamérica.

De todas formas, Paladino sostuvo que “el déficit fiscal se explica por los subsidios” y eso le da margen de maniobra al próximo gobierno para reasignar los gastos de una manera más eficiente.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”