Mundo Insólito

La estafa perfecta: reina de belleza fingió tener cáncer y recolectó 14 mil dólares

La joven, de 22 años, urdió un plan casi perfecto: le hizo creer a sus fans que tenía leucemia, y recolectaba dinero para sus "tratamientos"

miss pennsylvania

Una reina de belleza de Pensilvania,Estados Unidos, fue arrestada el martes pasado por una complicada estafa. Según pudo comprobar la Policía, la joven fingió padecer cáncer para estafar a sus admiradores, quienes recaudaron 14 mil dólares para cubrir su tratamiento.

Brandi Lee Weaver-Gates, de 23 años, se convirtió en la “chica popular” del pueblo después de ganarse el título de reina de la belleza de Pensilvania, y usó sus poderes para el mal. Sacando provecho del cariño de la gente, la joven estafó a sus admiradores diciendo que tenía un tipo de leucemia crónica.

Weaver-Gates tomó el dinero que sus seguidores recaudaron para costear su tratamiento médico, y se dedicó a disfrutar del dinero ganado sin esfuerzo.

El último evento realizado para Weaver-Gates en Bellefonte, Pensilvania, fue el “Bingo por Brandi” en abril de este año, cuya recaudación fue de 14 mil dólares.

 

Según el investigador Thomas Stock, la mujer había urdido un plan complejo en el que hacía que un familiar la llevara a una clínica de Baltimore, obligaba a la persona a esperarla y deambulaba sola por el edificio para hacer de cuenta que recibía tratamiento.

La Policía arrestó a Weaver-Gates el martes pasado, pero antes de que se pronuncia la Justicia por los cargos de estafa, desde la organización del concurso de belleza anunciaron que habrá consecuencias severas cuando sea liberada.

“A partir de este momento, la señorita Weaver-Gates no es más Miss Pensilvania y deberá entregar su corona y su banda apenas sea liberada”, anunciaron desde la organización Butler’s Beauties.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Escándalo: advierten que la Legislatura “blanqueó la coima” en la industria farmacéutica

El Sindicato de los Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina afirmó que el proyecto habilita los sobornos a médicos por parte de los laboratorios, reunidos en la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA)