Aplicaciones Móviles

La alarma más molesta y efectiva del mundo: conocé Walk Me Up

Una aplicación creada especialmente para aquellas personas que realmente necesitan levantarse a una hora determinada, pero la fuerza de gravedad de la cama les impide conseguirlo

despertador

A la hora de despertarse, cada uno tiene sus rituales. Si sos de los que necesitan cinco despertadores para despegarte de la cama, y ninguna de las aplicaciones disponibles en el mercado (que incluyen desde sonidos relajantes, a otros más estridentes, pasando por aquellas que te obligan a resolver una operación matemática), Walk Me Up tal vez tenga la solución.

LEA MÁS  La próxima actualización de WhatsApp incluirá un nuevo editor de videos

Como ya dice en su nombre, esta aplicación gratuita para Android y iOS te obligará a levantarte de la cama y comenzar a caminar para desactivarse. Una idea muy inteligente, ya que lo que más me cuesta por las mañanas es despegarme de las sábanas: una vez que estoy fuera ya no hay vuelta atrás.

wake-me-up

LEA MÁS  Siri podrá leerte los mensajes de WhatsApp
Y para mejor: no es posible (como muchas aplicaciones de ejercicio) engañar a esta aplicación agitándo el smartphone para hacerle creer que nos movimos. Los creadores de ‘Walk Me Up’ afirman haber creado un “algoritmo inteligente” que detecta si estás intentando hacer trampas agitándolo, y si lo haces te penalizará haciendo que camines algunos pasos extra.

LEA MÁS  Seis aplicaciones para que no pierdas de vista tu objetivo fitness

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Denuncia de Nisman: Cristina Kirchner insiste en apartar al juez Lijo

El pedido lo hizo su abogado ante la Cámara Federal. Alejandro Rúa sostuvo que el magistrado ya fue apartado en otro expediente por presunto encubrimiento

11_9_12
Autora: MARIANA ARAUJO http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/cristina-2.jpg

Gils Carbó acusada de otra operación inmobiliaria sospechosa

Gils http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/gils-1.jpg

Es por un edificio en Corrientes al 1600. Por un semestre de 2015, la Procuración pagó $ 6,5 millones. Sin ocuparlo, luego lo dejó