Inundaciones

Ceden las lluvias, baja el agua y la gente emprende el duro regreso a su casa

El lento descenso del agua llevó alivio a los daminicados por el temporal en Buenos Aires y Santa Fe; cesaron las alertas y no se aguardan precipitaciones para los próximos días; La Matanza, Roque Pérez, Salto, Mercedes y Pilar, muy complicadas

inundacion en areco

Cesó la alerta. Las lluvias amainaron y algunos de los ríos y arroyos que habían crecido hasta desbordarse comenzaron, de a centímetros, a bajar. Pero ahora, como si todo lo vivido ya no fuera suficiente, viene otra etapa difícil: volver a casa después de la inundación. Constatar si las paredes y el techo aguantaron el embate del viento y la corriente. Animarse a entrar. Ver qué pertenencias se pueden rescatar, cuáles se podrían arreglar. Cuáles no. Y juntar fuerzas para todo lo que se debe desechar.

Para algunos de esos 10.000 afectados -el número lo volvió a confirmar ayer el gobierno de la provincia de Buenos Aires- llegó el momento de la reconstrucción. Ese proceso que puede llevar semanas, incluso meses. La huella, para muchos, queda toda la vida.

La noticia más esperada llegó ayer con el parte del Servicio Meteorológico Nacional de las 16. Ese que informó que la intensidad de las precipitaciones había decrecido y que se preveía un mejoramiento de las condiciones entre la noche de ayer y la madrugada de hoy. El parte que determinó “el cese de la alerta”.

La mayoría de las familias, sin embargo, debieron permanecer en los centros de evacuación a la espera de que baje el agua y se vuelvan a abrir los caminos que las llevan a sus casas. Son todavía unos 2000, sin contar los 4000 autoevacuados, que se refugiaron en casas de amigos y parientes. Hasta en un cementerio, como hicieron Zunilda y su familia en Luján: el agua no les dio tiempo a casi nada, sacaron lo que pudieron y se fueron al cementerio del que son vecinos, desde donde pueden monitorear su vivienda. El miedo a que les roben lo que les queda pesó más que la posibilidad de un refugio organizado.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Empresario a la fuerza: Hugo Moyano fue a OCA y desalojó al dueño de la empresa

Por orden judicial, la policía buscaba información desde la mañana acerca de quién estaba manejando la compañía. Más tarde, llegó el ex camionero y lo obligó a irse

http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/moyano.jpg

Investigan misteriosos y millonarios pagos a los Kirchner de una empresa sin actividad

http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/kkk-1.jpg

Se trata de Solvencia Crediticia SA. La llamativa financiera fue declarada inactiva por la Inspección General de Justicia (IGJ) por no registrar movimientos ni balances