Inundaciones

Los evacuados tardarán hasta dos semanas en poder volver a sus casas

“La vuelta será lenta y escalonada. El agua empezará a desagotar desde el norte", informó Luciano Timerman, director de Defensa Civil de la Provincia

DYN14.JPG

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) declaró ayer el cese del alerta por sudestadas que había emitido anteayer, y las cuencas afectadas (Arrecifes, Areco, Luján y La Matanza) bajaron su caudal. No obstante, los 4.400 evacuados por el temporal tardarán al menos dos semanas en regresar a sus casas.

Para que los afectados puedan volver a sus viviendas, el agua debe escurrirse y eso llevará un tiempo, aún cuando el pronóstico sea favorable.

“La vuelta será lenta y escalonada. El agua empezará a desagotar desde el norte. Por eso las localidades que están ‘arriba’ volverán a la normalidad más rápido que el resto, que irán recibiendo el caudal”, le señaló a Clarín, Luciano Timerman, director de Defensa Civil de la Provincia.

Además, en las localidades que más padecieron las inundaciones, los vecinos podrán volver a sus casas recién hacia fines de agosto. Es el caso de lo que ocurre en Salto, por ejemplo.

“En los centros de asistencia todavía hay 680 evacuados, más 5 mil afectados. Seguimos en emergencia, repartiendo agua, comida y medicamentos. Tenemos que esperar a que el río baje para ver en qué condiciones quedó el pueblo. Luego habrá que higienizar, pintar… Será muy duro”, adelantó el intendente, Oscar Brasca, en diálogo con el matutino mencionado.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro