Argentinos por el Mundo

Te presentamos al argentino que custodia los rollos del mar Muerto

Son pequeños trozos de cuero de animal en los que los primeros hombres de esta era escribieron historias de profetas y otros relatos

adolfo-roitman

Uno de los mayores tesoros de la humanidad es resguardado en el Museo Nacional de Israel por un argentino. Se trata del antropólogo Adolfo Roitman, que creció en el barrio porteño de La Paternal, estudió en la UBA y se mudó a Jerusalén en la década de los noventa.

Allá se fascinó con los rollos del Mar Muerto, como se conocen a los pequeños trozos de cuero de animal en los que los primeros hombres de esta era escribieron historias de profetas y otros relatos.

Roitman fue nombrado en 1994 curador de esa colección. Esa designación cambió su vida. Desde que ocupa el cargo recibió visitas ilustres, como el príncipe heredero y hoy Felipe VI de España y Barack Obama.

“Ser responsable de este tesoro es como aquel que toda su aspiración era jugar en Ríver o en Boca y termina jugando en Barcelona con Messi”, le confesó el antropólogo al diario La nación, tras brindar dos charlas en la jornada sobre prevención y restauración de colecciones documentales llevada a cabo días atrás en la Manzana de las Luces por la Biblioteca Nacional.

“Entrar en contacto con los rollos es como si se hiciera un viaje a través del túnel del tiempo y se hallaran huesos de dinosaurios que permanecieron sin ser tocados durante siglos”, ejemplificó Roitman.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri empieza su visita oficial a España con una nutrida agenda

El objetivo del Gobierno es que el país vuelva a exportar en 2017 al mercado comunitario. La visita de Estado servirá para acelerar los tiempos

macri en españa http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/macri-en-espaa.jpg

Amenazan de muerte a una profesora para que apruebe a todos los alumnos

colegio http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/colegio.jpg

La docente de un colegio privado de La Plata recibió dos cartas: una fue entregada en mano por una persona y la segunda llegó su casa junto con una bala