El Mundo

El desgarrador testimonio de un estudiante africano: “En Zimbabwe no lloramos por los leones”

"Nosotros, los zimbabuenses, nos quedamos sacudiendo la cabeza, preguntándonos por qué a los americanos les importan más los animales africanos que las personas", cuenta el estudiante de doctorado Goodwell Nzou, en su carta al New York Times, hablando sobre el león cazado, Cecil

world-lion-day-007

Mientras el mundo entero se lamenta en las redes sociales la muerte de Cecil, el león, un estudiante de doctorado africano, de Zimbabwe, se animó a hablarle al mundo a través de una carta, publicada el 4 de agosto en el periódico The New York Times

En ella, Goodwell Nzou, que estudia para un doctorado en Biociencias Moleculares y Celulares en la Wake Forest University, le explica al mundo qué sienten en realidad los habitantes de la región frente a la muerte de estos tan protegidos animales: “En Zimbabwe no lloramos por los leones”.

El estudiante, nacido en Zimbabwe, relata cómo recibió muchos mensajes que le daban el pésame por la muerte de Cecil y le preguntaban si el animal vivía cerca de la aldea donde se crió.

“Cuando prendí la televisión y vi que todos los mensajes se referían a un león cazado por un dentista americano, el niño de aldea dentro de mí se alegró instintivamente: un león menos para amenazar a familias como la mía”, sostiene Nzou, que cree que la reacción de los medios y de las personas que se indignaron por la muerte del animal es desmedida

LEA MÁS  Tensión en Europa: Holanda también teme un avance del populismo

“¿Acaso todos los norteamericanos que firmaron peticiones de hecho entienden que los leones matan a las personas? ¿Entienden que todo lo que se habla de que Cecil era ‘amado’ y un ‘favorito de los locales’ solo es un asunto de los medios? ¿Acaso Jimmy Kimmel se conmovió porque Cecil había sido asesinado o porque lo confundió con Simba de El Rey León?”, se pregunta Nzou en su carta.

El estudiante relata que en su aldea, rodeada de áreas de conservación, ningún león ha sido jamás amado o les han dado un apodo afectuoso: “Ellos son objetos de terror”.

LEA MÁS  Revelan que Odebrecht gastó más de u$s 3.000 millones para campañas políticas

Nzou relata que cuando tenia 9 años, un león solitario merodeaba cerca de su hogar. Después de que el animal se comió varias gallinas, unas cabras y una vaca, le advirtieron que debía caminar hacia el colegio en grupos, para no correr riesgos, y que no podían jugar afuera. Su madre y sus hermanas vivían aterrorizadas y poco después un familiar fue atacado.

“El león le quitaba la vida a la aldea: nadie socializaba alrededor del fuego en las noches, nadie se atrevía a caminar hacia la casa del vecino”.

“Cuando mataron al león finalmente, a nadie le importó que fuera una persona local o un cazador de trofeos blancos, si fue cazado legal o ilegalmente. Bailamos y cantamos para celebrar la desaparición de la bestia y que habíamos escapado del peligro”.

LEA MÁS  Corea del Sur: la Corte Constitucional confirmó la destitución de la presidenta

“No me malinterpreten: para los zimbabwenses, los animales salvajes tienen un significado casi místico. Pertenecemos a clanes y cada clan tiene un animal como un antecesor mitológico. (…) Pero nuestro respeto por estos animales no nos ha impedido cazarlos o permitir que los cacen. (Estoy familiarizado con los animales peligrosos: perdí mi pierna derecha por una mordedura de serpiente cuando tenía 11 años)”, continúa Nzou.

“Nosotros, los zimbabuenses, nos quedamos sacudiendo la cabeza, preguntándonos por qué a los americanos les importan más los animales africanos que las personas”

“No nos digan qué hacer con nuestros animales cuando ustedes permiten que se cacen los leones de montaña que están cercanos a extinguirse. Y por favor no me den el pésame por Cecil a menos de que estén dispuestos a ofrecerme condolencias por los habitantes que asesinó o que pasan hambre por cuenta de sus hermanos, o por la violencia política”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri y Awada pasearon con fuerte seguridad antes de comenzar la visita oficial a Holanda

En un gesto fuera de protocolo, los soberanos holandeses invitaron a Macri y Awada a pasar una noche con ellos en su casa de campo ubicada a pocos kilómetros de La Haya

´Macri holanda http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/macri-holanda.jpg

Raúl Rizzo se cruzó con Nicolás Wiñazki en la mesa de Mirtha Legrand

c73e4z2xkaejbjx-1024x768 http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/c73e4z2xkaejbjx-1024x768.jpg

“Los políticos suelen mentir, Raúl”, soltó el periodista cuando el actor trató de defender a Néstor Kirchner