Política

Por primera vez en la historia, Argentina tendrá un presidente que asistió a universidad privada

Los tres principales candidatos realizaron sus estudios universitarios en instituciones privadas como la UADE, UCA Y UB

Scioli-Macri-Massa-Tinelli-Showmatch

Por primera vez en la historia nuestro país tendrá un presidente que haya cursado su estudios universitarios en una institución privada, ya que Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa realizaron sus estudios en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), la Universidad Católica Argentina (UCA) y la Universidad de Belgrano (UB), respectivamente. 

El próximo 25 de octubre las elecciones presidenciales se definirán entre Daniel Scioli, quien este año retomó los estudios para obtener la licenciatura en Comercialización de la UADE, Mauricio Macri, ingeniero civil de la UCA y Sergio Massa, abogado de la UB.

La Uinersidad de Buenos Aires (UBA), es la universidad que más presidentes tuvo, ya que mandatarios como Hipólito Yrigoyen, Marcelo T. de Alvear, Roberto Ortiz, Arturo Frondizi, Arturo Illia, Raúl Alfonsín, Ramón Castillo, Adolfo Rodríguez Saá y Eduardo Duhalde supieron recorrer los pasillos de la prestigiosa institución.

De la Universidad de Córdoba egresaron ex presidente como Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Héctor Cámpora, mientras que de la Universidad de La Plata procedieron presidentes como Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner y José María Guido, quien asumió tras el golpe de Estado a Frondizi.

 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Quisieron estar pero sin fotos: Massa y Redrado, en la gala de Trump

El líder del Frente Renovador fue invitado personalmente por Rudolph Giuliani, jefe de asesores para seguridad e inteligencia del nuevo gobierno

0121massaredradog http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/0121massaredradog-1.jpg

¿Caso Ciccone cajoneado? Más de tres años y Boudou sigue sin fecha de juicio

amado-boudou http://www.nexofin.com/archivos/2016/08/boudou.jpg

El ex vicepresidente intenta dilatar los tiempos judiciales a través de recursos que frenan el avance en una causa que podría llevarlo hasta seis años tras las rejas