Violencia de género

Violencia de género: dos mujeres fueron rociadas con alcohol y quemadas en el transcurso de 24 horas

En San Bernardo y en Berazategui, dos mujeres fueron quemadas vivas por sus parejas con una diferencia de menos de 24 horas. En ambos casos, había denuncias previas de maltrato. La policía ya detuvo a los sospechosos

policia buenos aires

Los casos de violencia de género siguen apilándose:  ayer, dos mujeres fueron rociadas con alcohol y prendidas fuego, aparentemente por sus parejas. Los dos sospechosos, detenidos y las víctimas, internadas en grave estado por las quemaduras sufridas. Entre uno y otro caso, sólo 24 horas de diferencia.

El primero de los casos, publicado por La Nación, ocurrió en Berazategui: María Rojas, de 45 años, debió ser internada anoche en el hospital Evita Pueblo, donde permanece en coma, con el 40% del cuerpo quemado y las vías respiratorias seriamente comprometidas.

Su esposo se convirtió en el principal sospechoso después de que su familia afirmara ante el fiscal de Berazategui Daniel Ichazo que el agresor siempre amenazaba con prenderle fuego y matarla.

El segundo sucedió en San Bernardo: María de los Ángeles Trinidad, de 38 años, fue atacada el domingo a la noche por su pareja, de 29 años, en un departamento de la ciudad balnearia bonaerense. Anoche, la mujer estaba internada en un sanatorio de La Matanza, donde fue trasladada por su obra social y por la gravedad de las quemaduras que sufrió.

Los allegados de las víctimas afirmaron que las mujeres habían denunciado agresiones anteriores y, como ocurrió hace una semana con el asesinato de Mayra Belén Morán, en Pilar, quedó al descubierto la imposibilidad del sistema judicial y policial de aplicar una medida efectiva para evitar los ataques.

Tanto por el episodio ocurrido de Berazategui, ocurrido el lunes a la noche, como por el de San Bernardo, la policía detuvo a los posibles agresores. En el primer caso, el agresor fue identificado por fuentes policiales como Osvaldo Villasboas, de 53 años. Ya fue indagado por el fiscal Ichazo, quien le imputó la tentativa de homicidio agravado y dispuso que continúe detenido.

El sospechoso de Berazategui

Pese a que su defensor oficial le aconsejó no declarar, Villasboas relató que la madrugada del lunes fue a la casa situada en la calle 155 entre 8 y 9, de Berazategui, en la que su mujer trabajaba tres veces por semana cuidando a una anciana de 93 años, y se quedó charlando con ella hasta las cinco de la madrugada.

Siempre según su versión, cuando se despertó alrededor de las 7, Rojas estaba parada cerca de él “bañada en alcohol y amenazaba con prenderse fuego con un encendedor”.

Según los funcionarios que presenciaron la indagatoria, Villasboas afirmó que en ese momento le dijo a su mujer: “Me voy a comprar facturas así después seguimos charlando” y que al regresar la vio tirada en la vereda, prendida fuego.

Negó haber golpeado en alguna oportunidad a su mujer, pero existe una denuncia por “lesiones” que ella había hecho en una fiscalía de Avellaneda.

Llamó la atención de los investigadores judiciales la despersonalización que el acusado mostró hacia su pareja, a quien se refirió como “la señora” durante toda su declaración, a pesar de que mantenían una relación desde hacía tres años.

Familiares y allegados de Marí­a relataron que su pareja la había amenazado varias veces con que le iba “a prender fuego”. Dijeron que Villasboas llevaba y luego iba a buscar a su mujer al trabajo y que si ella se demoraba en salir, la esperaba en una plaza cercana y la llamaba al celular para apurarla.

Los familiares también afirmaron que María no estaba deprimida -como sostuvo Villasboas en su indagatoria- sino que, al contrario, últimamente la veían entusiasmada porque estaba preparando el cumpleaños de 15 de su hija.

El fiscal ahora espera un peritaje sobre una botella de alcohol secuestrada en la casa para saber si quedaron impresas en ella huellas dactilares, y también en el celular de Marí­a, ya que se cree que el acusado habría alcanzado a borrar una llamada que la mujer intentó hacer a una tí­a para pedirle ayuda momentos antes del ataque.

En San Bernardo, a ocho cuadras del mar

Con respecto al hecho que se conoció ayer, en el que otra mujer fue quemada por su pareja, fuentes policiales identificaron al agresor como Leonardo Figueroa, de 29 años, quien quedó detenido tras el suceso, acusado del intento de homicidio agravado de su pareja.

El ataque se produjo pasadas las 20 del domingo pasado, cuando Figueroa y Trinidad discutían en su departamento situado en la esquina de Salta y Querini, de San Bernardo. Los hijos del primer matrimonio de la mujer la encontraron encendida fuego al regresar de comprar comida, encargo que fueron a hacer para no presenciar la pelea. Según relataron a la policía, la ayudaron arrojándole encima una toalla para intentar apagar las llamas.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Vuelos VIP: Entre Ríos gastará una suma millonaria en vuelos de lujo del gobernardor

En contra de la necesidad de austeridad por parte de los funcionarios, dado el delicado momento de la economía nacional, el gobierno entrerriano estima pagar una tarifa que casi duplica el valor de mercado para los vuelos de su gobernador