Policiales

Fue a la comisaría a hacer un trámite y la obligaron a desfilar desnuda

Una mujer de 27 años denunció que la detuvieron porque no saludó cuando entró a la seccional. La encerraron en un calabozo, le ordenaron que se sacara la ropa y la hicieron caminar frente a otros presos

Horror-comisaria-episodios-Agencia-Catamarca

Había ido a la comisaría para hacer un trámite, acompañada por una amiga. Cuando entró no saludó y recibió el reproche de una policía. No imaginó que esa simple discusión sería el origen de una pesadilla que nunca olvidará. Según denunció, luego de retirarse, a dos cuadras de la seccional, fue detenida por un patrullero. Lo peor vendría después: la obligaron a desnudarse y a desfilar por los pasillos, mientras otros detenidos le gritaban cosas y la tocaban.

El episodio ocurrió hace casi tres meses en la comisaría 10° de San Fernando del Valle de Catamarca, pero recién se dio a conocer ayer. Por el caso fue detenida una policía de 32 años, acusada de “vejaciones”, entre otros delitos. Ella habría sido la que reclamó la ausencia del saludo. “No tenemos por qué hacerlo”, le habría contestado la víctima, de 27. La oficial no toleró la respuesta y planeó una brutal venganza.

Según consta en la denuncia realizada ante la Unidad Judicial N° 2, todo sucedió el 10 de mayo, cerca de las 11.30, en la comisaría del barrio Los Ejidos, una zona muy golpeada por la inseguridad. Hasta ahí habían llegado las dos mujeres para realizar un trámite.

No bien entraron –siempre según su relato– se dirigieron hasta el sector de atención al público y, cuando estaban por iniciar el trámite, una agente se les acercó y les reclamó de mala manera que no saludara. Ese fue el inicio de una fuerte discusión. Sin embargo, las denunciantes se retiraron sin inconvenientes.

Cuando estaba por entrar a su casa, a dos cuadras de la seccional, la joven de 27 años vio que se acercaba un patrullero, del que bajaron dos policías. Aunque se metió en su vivienda para intentar evitar el arresto, las agentes ingresaron y se la llevaron. Una vez en la comisaría, la metieron en un calabozo. Era el comienzo del horror.

Su amiga, que había observado la secuencia de la detención, regresó a la seccional para preguntar qué había pasado: también terminó encerrada.

Minutos después, la policía acusada habría puesto en marcha la brutal represalia. Primero golpeó a las dos jóvenes y después se ensañó con la primer detenida. La obligó a que se sacara toda la ropa, incluso la ropa interior. No conforme con ello, le ordenó que caminara por los pasillos, como si estuviera desfilando. El triste espectáculo era presenciado por otros detenidos que le gritaban cosas y la tocaban cuando pasaba cerca.

Al ser liberadas, las mujeres fueron a hacer la denuncia ante la Justicia. No dieron el nombre de las dos policías que las detuvieron, pero dijeron que podrían identificarlas si las tenían cara a cara.

El fiscal de Instrucción a cargo de la investigación, Roberto Mazzucco, ordenó una rueda de reconocimiento de personas para que las denunciantes pudieran señalar a las agresoras. Durante el procedimiento, las víctimas no dudaron: marcaron a una de las policías como la responsable de las torturas, a pesar de que se había teñido el pelo de rubio y se había delineado las cejas. El truco no le funcionó.

Ayer, el fiscal le imputó los delitos de “abuso de autoridad, privación ilegítima de la libertad agravada por ser en venganza y vejación en carácter de coautora en concurso ideal”. También quedó acusada por “violación de domicilio”, ya que no tenía una orden de allanamiento para entrar a la casa de la joven detenida.

Según confirmaron fuentes del caso, seguirá presa y en pocos días será llevada ante el juez de Control de Garantías para la audiencia de control de detención. Sin embargo, la investigación no termina ahí: ahora buscan determinar quién es la agente que la acompañó durante el arresto y saber si hay algún otro policía implicado. Creen que, por el horario en el que sucedió todo, otros oficiales presenciaron los abusos.

No es la primera vez que la comisaría 10° queda en el centro del escándalo. El mes pasado, un suboficial y tres agentes fueron detenidos y acusados de torturar a un joven de 28 años que había hecho un comentario negativo en Facebook.

Aunque ese es el caso más conocido, en el barrio aseguran que no fue el único. En diálogo con Clarín, vecinos de la zona denunciaron otros hechos que habrían tenido como protagonistas a algunos de los policías implicados. Se trata de acusaciones por apremios, golpizas ocurridas en ocasión de allanamientos y otros vejámenes. “En estos otros episodios las denuncias nunca prosperaron y las investigaciones quedaron totalmente estancadas”, explicó ayer una de las víctimas.

 

Fuente: Clarín

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Causa Hotesur: gendarmes allanaron tres bancos en El Calafate

El juez Ercolini solicitó que personal de Gendarmería lleve a cabo órdenes de presentación en sucursales del Nación, el Santa Cruz y el Patagonia

Nueve muertos y 25 desaparecidos en un incendio en una fiesta en San Francisco

Según la fuente, la mayoría de los fallecidos se encontraba en el segundo piso del almacén, al que se accedía por una escalera temporal. Por ahora, se desconoce la causa del incendio, precisó la jefa de los bomberos