Elecciones 2015

Cierre de campaña: los candidatos presidenciales en la TV, pero sin debate

Los precandidatos desfilaron en entrevistas individuales con un minuto final para hablar a la cámara, en un sistema de preguntas con intervención de los televidentes

macri_massa_scioli

Los precandidatos a presidente que buscarán su validación en las PASO del domingo, entre ellos Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa, estuvieron anoche en un mismo estudio de televisión, en el último tramo de la carrera para conseguir el pasaje a los comicios de octubre.

La primera imagen que mostró Todo Noticias de los tres precandidatos mejor posicionados en las encuestas fue la de Macri ingresando con Marcos Peña, mientras fue Margarita Stolbizer, de la alianza Progresistas, la que abrió la ronda de entrevistas, donde no hubo debates ni cruces.

Los precandidatos desfilaron en entrevistas individuales con un minuto final para hablar a la cámara, en un sistema de preguntas con intervención de los televidentes, desplegadas en un arco que fue desde la economía, los sistemas regionales y la creación de empleo, hasta la corrupción y el narcotráfico.

El último en llegar fue Scioli, que ingresó un minuto antes de que empiece a hablar Massa, quien después de su cierre de campaña sostuvo que el gobernador bonaerense “no dijo lo que va a hacer, no tiene margen y tiene miedo de que Cristina lo rete”.

Scioli destacó que llega al fin del camino a las PASO con “mucha confianza en el pueblo argentino” y llamó a “votar el espacio original de estas políticas, con la impronta que le doy yo”, mientras enfatizó que hay “una clara intencionalidad política” en las denuncias contra Aníbal Fernández.

“Yo les pido que vayan a votar a favor del trabajo, de la clase media”, dijo, destacó que “nuestras propuestas son las acciones que yo estoy llevando adelante” en la provincia de Buenos Aires y le hizo un guiño a los porteños para que “la ciudad autónoma tenga su plena autonomía”, en referencia a la transferencia de la policía.

Massa fustigó a Scioli, pero también a Macri, y recorrió los puntos centrales de su campaña, uno de ellos los fondos de Anses que considera son desviados para financiar otras áreas del Estado, la autarquía del Banco Central y un “shock de inversiones” en un plan de cinco años con 140.000 millones de dólares.

Cuando fue el turno de Macri, el jefe de gobierno porteño reiteró que “la gente se dio cuenta de que hay que ser protagonistas, que hay que involucrarse”, y descartó que haya dado “un giro” en su discurso.

Las agrupaciones que integran Cambiemos proponen un “cambio profundo”, destacó Macri, y advirtió: “No podemos estar como el gobierno intenta discutiendo simbolismos, cosas del pasado”.

El jefe de gobierno porteño dijo que si llega a la presidencia estará rodeado por gente con “trayectoria y no con prontuario” y trabajará para “recuperar la confianza de la gente”.

El gobernador de Córdoba y precandidato por Una Nueva Alternativa (UNA), José Manuel de la Sota, que disputa ese espacio con Massa, dijo que quiere ser un “presidente pacificador” y expuso su experiencia al frente de la provincia para manifestar que avanzará en una baja de impuestos y en un “shock de inversión”.

De la Sota dijo que Aníbal Fernández y Julián Domínguez “no son peronistas” y sostuvo que el gobierno nacional cuando hay una investigación “saca a sus adulones” para “agredir” al juez, fiscal o periodista, porque tiene una “borrachera de poder”.

Ernesto Sanz, adversario de Macri y Elisa Carrió en el espacio Cambiemos, sostuvo que la Argentina “vive en la práctica un unitarismo”, en un país que es “más pobre” que el que la presidenta Cristina Fernández recibió en 2007.

“Para resolver los problemas hay que cambiar el gobierno”, manifestó el precandidato radical, y sostuvo que el “próximo gobierno será un gobierno de coalición”.

Elisa Carrió, precandidata de Cambiemos, dijo que el “pueblo de la nación va a decidir su destino personal” en los comicios y advirtió que “si no participa, uno decide ser esclavo”.

“Soy la única candidata capaz de combatir las organizaciones criminales y recuperar lo robado”, sostuvo, y agregó que debe guiar la ejemplaridad: “Si el jefe mata, matan todos. Si Aníbal mata, mata el chico de la villa”.

Stolbizer, por su parte, manifestó que es la “única alternativa clara y honesta” para la Argentina y sostuvo que, al no afrontar una interna, “nuestro objetivo es la elección de octubre”, mientras llamó a “elegir entre la diversidad que se presenta” y “votar positivamente el país que uno quiere”.

Adolfo Rodríguez Saá, precandidato a presidente por Compromiso Federal, reiteró que su primera medida en caso de llegar a la Casa Rosada será “convocar al diálogo” para “tomar todas las medidas positivas que permitan cambiar a la Argentina en una Argentina mucho mejor”.

Nicolás del Caño, precandidato por el frente izquierda FIT, marcó el programa estructural de la izquierda y propuso “ajustar a los ajustadores”, con un aumento de los presupuestos en áreas básicas como salud y educación, y de los fondos destinados a la asistencia social.

Por la izquierda estuvo también Manuela Castañeira, precandidata por el Nuevo MAS, quien puso en los ejes de su propuesta una nueva ponderación del derecho de los trabajadores y la legalización del aborto, y Alejandro Bodart, del MST, que exhortó a “prohibir despidos y suspensiones”, con una “protección de los sectores que no tienen responsabilidad en la crisis”.

Fuente: Agencia DyN.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Al menos 13 personas muertas en un tiroteo y explosión en el centro de Estambul

Las explosiones ocurrieron cerca de un estadio de fútbol y dejaron además una veintena de heridos. Mirá el impresionante video