Fútbol Internacional

Un entrenador argentino, muy cerca de la Selección de México

La Federación Mexicana de Fútbol inició la gestión para contratar a Marcelo Bielsa, que actualmente se encuentra en el Olympique de Marsella de Francia. El rosarino ya dirigió las selecciones de Argentina y Chile

000_arp4094445

La Federación Mexicana de Fútbol inició la gestión para contratar al entrenador argentino Marcelo Bielsa para el seleccionado tras la salida de Miguel Herrera, echado por un altercado con una periodista.

El ‘Loco’, actualmente en Olympique de Marsella, de Francia, ya aceptó escuchar la propuesta mexicana y hoy habrá una reunión entre su representante y el flamante presidente de la Federación, Decio de María, en Monterrey, según informa el sitio Mediotiempo.com.

LEA MÁS  Pese a la victoria en China, Tevez afronta un duro momento

El encargado de la misión para convencer al rosarino es Guillermo Cantú, quien bajo esta nueva gestión del fútbol asumirá como Director de Selecciones Nacionales.

De pasar satisfactoriamente este primer contacto, en la Federación ‘azteca’ ya planean viajar a Europa para reunirse con Bielsa, quien además del seleccionado argentino, entre 1998 y 2004, estuvo en Chile, entre 2007 y 2011.

LEA MÁS  Cabulero: Suárez reveló la razón por la que usa una muñequera en todos sus partidos

El seleccionado mexicano, flamante campeón de la Copa de Oro de Concacaf, se quedó sin entrenador luego de la salida del ‘Piojo’ Herrera, quien fue despedido por agredir a un periodista local.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Confirman el procesamiento de César Milani por secuestro y torturas

Así lo resolvió el juez federal de La Rioja Daniel Herrera Piedrabuena, en el marco de la causa Olivera. El magistrado, además, le trabó un embargo por un millón de pesos

Milani http://www.nexofin.com/archivos/2016/06/milani.jpg

Más causas: AFIP investiga a Milagro Sala por una multimillonaria evasión

http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/sala-1.jpg

La Tupac Amaru se habría “apropiado” de esos recursos que debían asignarse en la construcción de unas 1.800 viviendas del Programa de Integración Sociocomunitaria