Sociedad

Fracasó nueva reunión entre choferes de la línea 60 y el Ministerio de Trabajo: prevén nuevos cortes

La tercera reunión entre la cartera laboral y los trabajadores finalizó con resultados negativos. Los gremialistas argumentaron que se debió a la "intransigencia" de la empresa Monsa, y amenazaron con nuevos piquetes en rutas y accesos

lunes 3 de agosto de 2015 - 7:45 pm

La reunión entre los choferes de la línea 60 de colectivos y el Ministerio de Trabajo realizada esta tarde finalizó con resultados negativos. Se trata de la tercera desde que el Gobierno decidió el jueves pasado intervenir para acercar a las partes y negociar la reincorporación de los 53 trabajadores despedidos, mientras la línea 60 que transporta 250.000 pasajeros diarios siguió inoperable. Los trabajadores atribuyeron el resultado a la “intransigencia” de la empresa Monsa. [pullquote position=”right”]Choferes de la línea 60 no acordaron con el Ministerio de Trabajo y advirtieron sobre nuevos cortes[/pullquote]

LEA MÁS  ¿Por qué elegimos creer en las mentiras?

“La empresa está muy intransigente, hay mucha hostilidad. No quiere incorporar a todos los despedidos y menos pagar los sueldos caídos”, dijo a la agencia DyN el delegado Néstor Marcolín.

A su vez, Marcolín adivirtió sobre nuevos cortes de rutas y accesos si no se alcanza un pronto acuerdo.”Si esto no se arregla pronto volveremos a cortar la Panamericana y otros accesos a la Capital. Es la única salida que tenemos para hacer escuchar nuestros reclamos”, sostuvo, y confirmó que los representantes de la empresa Monsa no están participando de las reuniones.

LEA MÁS  Cuánto deberías ver a tu pareja al principio de la relación

En tanto, el delegado Hugo Schwartzman denunció que “no hay servicio porque la empresa no quiere” y ratificó que si durante las negociaciones la compañía les permite sacar los coches, seguirán sin cortar boletos y realizando un recorrido corto entre Constitución y Puente Saavedra.

El conflicto entre los choferes y la empresa Monsa comenzó el 25 de junio, cuando los trabajadores dejaron de cobrar pasaje en repudio al despido de un compañero, tras lo cual la compañía echó a otro grupo de empleados.

LEA MÁS  Cómo es la cárcel donde Nahir Galarza cumpliría su condena

El conflicto se agudizó con acusaciones de lock out patronal y una interna gremial con la UTA, que rechazó la modalidad de protesta del cuerpo de delegados y firmó en el ministerio de Trabajo un principio de acuerdo con la empresa en el que no fueron convocados los referentes de base.

La situación se tensó luego de que el martes la Gendarmería desalojara en forma violenta una protesta de los trabajadores en la Panamericana, donde hubo enfrentamientos, heridos y detenidos.

COMENTARIOS