Negocios con el Estado

Szpolski y Gvirtz, los agentes del relato de Néstor y Cristina Kirchner

Alejandro Alfie presentó su libro basado en estas personalidades de los medios que lograron escalar posiciones gracias a los lazos íntimos generados con el gobierno kirchnerista

Sergio-Szpolski-Diego-Gvitz

El libro Los agentes de Néstor y Cristina, del periodista Alejandro Alfie, revela la intensa relación que forjaron Sergio Szpolski y Diego Gvirtz, dos empresarios de medios argentinos, con el kirchnerismo.

Según relata Alfie, Szpolski acercó a Julio Bárbaro, por ese entonces interventor del COMFER, una de las ideas que cambiaría por completo su relación con el Gobierno: “Decile a Néstor que yo puedo ser su mejor testaferro en los medios”. A poco que Nestor asumiera como presidente, Szpolski conoció a Gabriel Mariotto, quien lo derivó con su jefe, Enrique “Pepe” Albistur, que comenzó a apoyarlo con fuertes sumas de dinero del presupuesto de publicidad oficial en los pocos medios que por entonces tenía.

Aunque suene raro hoy en día, el acercamiento de Gvirtz al kirchnerismo se dio a través de Sergio Massa, por entonces jefe de Gabinete de Cristina, quien hizo de nexo entre el productor y Néstor Kirchner.

Tal como relata el libro, “el kirchnerismo les dio a los medios de Szpolski al menos $ 607,4 millones en publicidad oficial, entre 2003 y mayo de 2014, en base a datos de Jefatura de Gabinete, que son $ 1.205 millones actualizando las cifras por inflación hasta fin de 2014. Esas cifras no incluyen los avisos de organismos ni empresas estatales. Tampoco los canjes de deudas impositivas por publicidad oficial, que son cifras millonarias, ya que no le hacen los aportes de la seguridad social a gran parte de sus empleados”.

La evasión de aportes fue ratificada -en el libro- por el ex gerente de Recursos Humanos del grupo de Szpolski, Pedro Barragán, quien además lo acusó de tener testaferros y emitir cientos de cheques sin fondos. Esos datos los chequeó Alfie en la Central de Deudores del Banco Central, donde comprobó que “esa política financiera del Grupo Veintitrés se profundizó en noviembre de 2014, cuando tenía 564 cheques impagos, por 15.720.000 pesos”.

“A principios de 2015 logré hablar con una fuente de Banco Macro -agrega Alfie-, a quien le pregunté por qué permitían tal nivel de impunidad. Su respuesta fue: ‘Szpolski paga todos los cheques al día siguiente de su vencimiento. Puede ocurrir que se atrase algunas veces en cubrir, pero siempre paga. Fijate que no tiene juicios por esos cheques'”.

En el caso de Diego Gvirtz, el libro informa que en 2014 cobró 29,63 millones de pesos por hacer 6-7-8, un programa ultrakirchnerista de baja producción que se emite desde los estudios de la TV Pública, con técnicos y equipamiento de esa emisora. “Pero durante enero de 2014 Gvirtz puso un video en el inicio de cada programa donde se veían varios artículos periodísticos que intentaban engañar a la audiencia, ya que eran de 2010 y hacían referencia a un costo de $ 11 millones por año”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Malcorra reclamó un gabinete con paridad de género y aseguró: “Mi tema era mujer en la Casa Blanca”

La Canciller aseguró que “el gobierno del siglo XXI” debería tener una representación de género equitativa. Además, sostuvo que “el Presidente es sensible a ese tema”

Se encadenó en el Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela

La esposa de Leopoldo López inició una protesta pacífica en el Vaticano para pedir que liberen a su marido y otros dirigentes de la oposición