Paros y protestas

Choferes de la línea 60 se reúnen en Ministerio de Trabajo: buscan destrabar el conflicto

El encuentro se desarrollaba en la sede principal del Ministerio de Trabajo, situada en la avenida Leandro N. Alem 650 de la Capital Federal, donde ayer hubo una primera reunión por el asunto

DYN908.JPG

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, volvía a reunirse este mediodía con delegados de choferes de la línea 60 de colectivos, en un nuevo intento por destrabar el conflicto que mantienen desde hace más de un mes con la empresa MONSA por despidos. 

Por su parte, choferes de la línea 60 de colectivos aguardaban conocer el resultado del nuevo encuentro en las tres cabeceras, situadas en el barrio porteño de Constitución, en la localidad bonaerense de Ingeniero Maschwitz, partido de Escobar; y en Rincón de Milberg, en Tigre; informaron a esta agencia voceros sindicales.

Afiliados a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP) dejaron pasar gratis a pasajeros entre las 11 y las 12 en la cabecera Constitución de la línea C en “solidaridad” con los choferes de la línea 60 de colectivos, dijeron a DyN fuentes del sindicato.

El conflicto

El conflicto entre Micro Omnibus Norte SA (MONSA) y los choferes, quienes se encuentran enfrentados con la cúpula de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), comenzó el 25 de junio, cuando los conductores decidieron no cobrar boleto en repudio al despido de uno de sus compañeros.

Luego, la compañía echó a otras 47 personas y los choferes denunciaron el envío de cinco telegramas más de despido.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro