Ciencia

Una vez cada tres años: este viernes, se podrá ver una “luna azul”

Cada tres años, la luna completa su ciclo dos veces en un mes, y eso es lo que veremos este viernes en el cielo. A disfrutar

LUNA-AZUL

Este viernes, último día de julio, se podrá ver en el cielo una “luna azul”, algo que ocurre aproximadamente cada tres años y que no volverá a producirse hasta enero de 2018.

¿De qué se trata? Según recuerda el Observatorio Naval de EEUU, la “luna azul” es la segunda luna llena dentro de un mismo mes del calendario, julio en este caso.

LEA MÁS  ¿Sos un mutante? Si te cuesta dormir de noche, lo más probable es que sí

Cada ciclo lunar dura aproximadamente 28 días, por lo que cuando se produce una luna llena a comienzos de mes es probable que haya una segunda al final.

Eso es lo que va a ocurrir este mes de julio, que tuvo su primera luna llena el día 2 y tendrá una segunda, la “azul”, este viernes día 31.

LEA MÁS  El tremendo agujero negro que devora todo lo que hay en su camino

El nombre de “luna azul”, sin embargo, es puramente metafórico: el satélite no se verá de ese color, sino en tonos grises, blancos o plateados, los que se aprecian normalmente en el satélite.

Según los expertos, la luna se ha teñido de azul en muy raras ocasiones, por efecto de polvo, ceniza o humo en la atmósfera a causa de grandes erupciones volcánicas o incendios forestales.

LEA MÁS  Descubrieron el supuesto origen del Alzheimer y hay mucha sorpresa

La última “luna azul” ocurrió el 31 de agosto de 2012 y, para ver la próxima después de la de este viernes, habrá que esperar hasta enero de 2018.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Crisis en Santa Cruz: fuerte cruce entre Macri y Alicia Kirchner

El Gobierno exige que la gobernadora encare reformas en su deficitaria caja jubilatoria y achique los gastos de su planta estatal

poli http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/poli-10.jpg

Gils Carbó acusada de otra operación inmobiliaria sospechosa

Gils http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/gils-1.jpg

Es por un edificio en Corrientes al 1600. Por un semestre de 2015, la Procuración pagó $ 6,5 millones. Sin ocuparlo, luego lo dejó