Política

Un techo para la Villa 31, la curiosa iniciativa del gobierno porteño

El proyecto busca controlar la edificación "en altura" que se desarrolla entre ambos carriles de la autopista Illia

autopista-illia

El gobierno porteño avanza en una obra presentada como “protección ecosustentable” entre las dos vías de circulación de la autopista Illia, bajo dos objetivos: por un lado, proteger a los habitantes del barrio Bajo Autopista (Illia), entre las villas 31 y 31 bis, y por otro lado desarrollar un cordón verde que funcione como “pulmón” en medio del cemento.

La iniciativa busca controlar la edificación “en altura” que se desarrolla entre ambos carriles de la Illia, fácilmente visibles por quienes la atraviesan.

La obra es dirigida por la Secretaría de Hábitat e Inclusión del gobierno de la ciudad y la acompaña el área de responsabilidad social empresaria de Ausa.

La construcción empezó hace aproximadamente un mes y se calcula que se complete en el plazo de dos meses más.

El tramo abarcado por el proyecto comienza 1,5 kilómetros más adelante del peaje en sentido hacia el centro, y se extiende 300 metros. Finaliza en un “pilote” de hormigón que tendrá iluminación led, una intervención artística en forma de cruz.

Gabriel Fuks, legislador porteño por el FPV y miembro de la Comisión de Obras y Servicios Públicos, criticó la obra, en diálogo con el diario La Nación: “Una vez más, se trata de una obra que sólo es cosmética sin ninguna política de fondo. En términos políticos, están todas las condiciones dadas para la urbanización, pero el oficialismo porteño insiste en este tipo de soluciones”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

La CGT avisó que irá el martes al Senado para aprobar el proyecto de Ganancias de la oposición

Héctor Daer y Carlos Acuña, miembros del triunvirato que lidera la central obrera, confirmaron que se movilizarán el martes frente al Congreso

Frigerio cargó contra el kirchnerismo por Ganancias: “pretenden convertir al Congreso en una escribanía”

El ministro del Interior recordó que ni Kiciloff ni Massa “quisieron debatir el cambio del Impuesto a las Ganancias, porque decían que no estaban dadas las condiciones de la economía”