Polémica

El día que Cristina Kirchner solicitó votar a favor de la privatización de YPF

Se trata de un proyecto de declaración, presentado en 1992, que tomó estado parlamentario y hoy marca un archivo contradictorio para la presidenta

DYN12.JPG

En 1992, la gestión de Néstor Kirchner comenzaba a ganar poder tras asumir la gobernación de Santa Cruz, y por entonces Cristina Fernández de Kirchner era diputada provincial.

También ese año el menemismo discutía la disolución total del capital de YPF para finalizar así el proceso de privatización.

Pero ocurrió el 17 de septiembre de 1992, en Río Gallegos, el hecho que marcaría un archivo contradictorio en la actualidad de la presidenta, ya que ese día reclamó que los diputados nacionales de Santa Cruz “posibiliten” la privatización de YPF.

Pero no llevó este proyecto ella sola, la acompañó el actual secretario de Inteligencia, Héctor Icazuriaga, entre otros.

Se trató de un proyecto de declaración que tomó estado parlamentario ese mismo día, una semana antes de que en el Congreso Nacional aprobara vender la última parte de YPF en manos del Estado.

“Necesidad de sanción del proyecto de ley nacional `Ley de Federalización de los hidrocarburos y de privatización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales´” , fue el título del proyecto firmado por los cinco diputados provinciales que respondían directamente a Kirchner, con Cristina encabezando el grupo.

“Venimos a requerir que, a través de una declaración, nuestra Honorable Legislatura se expida exigiendo a los diputados nacionales del distrito que posibiliten el tratamiento del proyecto de ley de la Nación”, sostuvo en ese momento la entonces diputada para fundamentar el proyecto, según lo publicado por el diario Clarín.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Para Camaño, el problema con Sala es culpa del Gobierno, pero “eso no quiere decir que tenga que ser liberada”

La diputada massista opinó que “ha habido una enorme incapacidad del Poder Ejecutivo de seguir de manera internacional la problemática”

Oposición cara: negociar leyes en el Congreso, le costó al Gobierno unos $ 72.000 millones

Lograr consensos para un oficialismo como el de Cambiemos, con minoría en ambas cámaras del Congreso, costó casi el 4% del presupuesto previsto para 2017