La vida de Maradona

Diego Maradona desmintió estar deprimido y mandó un mensaje: “Vuelvo por todo, vuelvo por la FIFA”

En medio de los conflictos legales que atraviesa y el dolor por el reciente fallecimiento de su padre, Diego les grabó un video para sus fanáticos y lo colgó en las redes sociales; desmintió estar deprimido y aseguró que va por la FIFA

n_1438051448

Diego Maradona tiene muy presente la muerte de su padre y, en un video al borde del llanto, aseguró: “No estoy deprimido, tengo la tristeza de un hijo que es agradecido. He perdido a alguien que me llevó a ser quien soy”.

Maradona agregó: “Estoy fuerte, no me van a quebrar. Soy duro y tengo mucha espalda. Cuando vuelva, vuelvo por todo. Vuelvo a trabajar, por la FIFA. Vuelvo por mi familia”.

LEA MÁS  Horror: un DT de fútbol infantil asesinó a un nene de diez años

El mensaje completo de Diego Maradona:

“Hola, Soy Diego Maradona y quería agradecer an toda la gente que se ha comportado 10.000 puntos con papá.

Lamentablemente se nos fue hace un ratito, pero se fue en paz. Estuvimos todos los hijos y gracias también a los doctores que hicieron todo por dejarlo vivo.

LEA MÁS  Morla cruzó feo a Ventura y lo dejó mal parado en vivo

Pero se fue en paz y con todo el amor de todos nosotros, que estuvimos todos los hijos. Él si tuvo a todos los hijos acá al lado.

Gracias también al periodismo que respetó en todo momento al problema, que era entrar y salir de la clínica. Le agradezco muchísimo y le agradezco a todos los argentinos por rezar por mi papá.

LEA MÁS  En una entrevista a Canal 13, Edgardo Bauza arremetió contra Clarín

Un beso grande a todos.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Julio De Vido: explican los motivos por los que no va a la cárcel

El ex ministro de Planificación kirchnerista está procesado en la Justicia. De todas formas, su libertad no está en riesgo

dev http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/dev.jpg

Robo a la base de inteligencia de Gendarmería: querían sacar datos judiciales

robo http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/robo-2.jpg

El hecho es el último capítulo de una guerra de espías en la que se disputa poder, influencia sobre los funcionarios y, por supuesto, dinero