Economía

Año electoral y caja agotada para el Gobierno por el desborde del gasto público

El Gobierno ya agotó prácticamente lo que puede quitarle a los bancos públicos y al Banco Central. También utilizó dinero de la ANSeS

Cristina_Kicillof

Detrás del festival de gastos impulsado por el Gobierno Nacional asoma un gravísimo problema para el peronismo: la falta de dinero para seguir tirando de la cuerda en un año electoral.

El propio secretario de Hacienda, Juan Carlos Pesoa, y el subsecretario de Presupuesto, Raúl Rigo, saben muy bien cómo lidiar con una demanda voraz que no pueden satisfacer. Con muchos menos recursos, las instrucciones ahora son del tipo “a este sí, a este no, a ese dale un poco más” que le llegan de sus jefes en el Ministerio de Economía; algunas, después de pasar por el filtro político de Carlos Zannini, o sea, de Cristina Kirchner.

Claramente a partir de 2011, la clave del desbarajuste fiscal es que los gastos crecen muy por encima de los ingresos tributarios: el último informe disponible canta 40% contra 31% entre enero y mayo de 2015.

Hasta mediados de este mes, el Banco Central había transferido al Tesoro Nacional $ 272.350 millones por los llamados adelantos transitorios, que de tan permanentes hace rato que dejaron de ser transitorios. Ya muy poco queda por sacar de esa caja: se ha tocado el límite que fija la ley. Los manotazos también sacuden los recursos de la ANSeS.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Gran corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados