Sociedad

Scioli en jaque por la ola imparable de inseguridad en Provincia: asaltos en paradas y colectivos a toda hora

Vecinos del conurbano bonaerense sufren a diario la oleada de inseguridad que amenaza a sus vidas. Las paradas de colectivo, el nuevo blanco de los delincuentes

Pasajeros esperan el 180 en González Catán, La Matanza. Foto: Clarín

Las escenas violentas se repiten en los micros que recorren la Provincia. Pero también en las paradas. En Quilmes, por ejemplo, los vecinos contratan a un guardia de seguridad que los pasa a buscar en un auto casa por casa para llegar sin riesgos hasta donde toman el colectivo. En San Martín, habitantes del barrio “Ciudad de Dios” (José León Suárez) se cansaron de ser asaltados en la parada todas las madrugadas por dos hombres paraguayos, que este viernes terminaron detenidos.

LEA MÁS  Médicos bonaerenses realizan cuarto paro del año por aumentos, mejoras y paritarias

Lo propio hacen los vecinos del barrio Picaluga, en González Catán, que prefieren caminar por las calles de tierra antes que por la asfaltada que tanto reclamaron. “Es que el asfalto es el escape; es la boca de tormenta. Ahí es donde más atacan los ladrones que usan la moto para robar” cuenta un vecino.

LEA MÁS  Escándalo por un show de strippers en un boliche que terminó con sexo explícito

En La Matanza, a cien metros de la ruta 21 y a 34 kilómetros del centro porteño, muchos vecinos, que ya no cuentan con tiempo para verse y conversar como hace décadas, ahora se juntan de nuevo. Pero para ir a tomar el colectivo que los llevará al trabajo. O van caminando todos juntos o se ponen de acuerdo y contratan a un remís que pasa a buscarlos y los deja en la terminal del 180. Cada uno pone diez o quince pesos para llegar a los cuarenta pesos del viaje mínimo. Todo por lo mismo. Por los robos.

LEA MÁS  Imperdibles imágenes de Rusia vista desde los ojos de un fotógrafo

Viajar en colectivo por el Conurbano se ha convertido en una odisea para pasajeros y choferes.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO