Copa Concacaf

Copa de Robo: el bochornoso arbitraje en el partido México-Panamá

La Copa de Oro de la Concacaf se vio empañada por un grosero arbitraje de Mark Geiger, quien sancionó dos inexistentes penales para el "Tri", en las semifinales del certamen

todos

La selección de México, con dos penales regalados, venció por 2-1 en la prórroga a Panamá en la semifinal de la decimotercera edición de la Copa Oro 2015 de la Concacaf y jugará la gran final ante Jamaica, que venció 2-1 al país anfitrión, Estados Unidos. 

El partido revancha de lo que fue la semifinal de la pasada edición se convirtió en el mayor escándalo deportivo que se recuerda en la historia del fútbol de la Concacaf con dos penales que sólo vio el árbitro estadounidense Mark Geiger, que trabaja en la Liga Profesional de la MLS. Además. a partir del minuto 25, dejó a Panamá con un hombre menos tras la expulsión injusta de Luis Tejada.

El árbitro norteamericano mostró nada menos que 12 tarjetas; una roja para Panamá, 11 amarillas, de las que siete fueron para los jugadores panameños, mientras que México recibió tuvo cuatro amonestados.

La señalización del primer penal en tiempo de descuento provocó la interrupción del partido y el amago de Panamá de abandonar el campo.

Se quedaron y vieron cómo de nuevo en la prórroga, en jugada que había sido precedida de fuera de juego, Geiger señaló otro penal inexistente, que Guardado transformó en gol.

El pase de México a la final es con todo tipo de interrogantes en su juego y en la manera de como fue tratado por los árbitros.

Geiger al concluir el partido tuvo que ser escoltado por la seguridad del campo ante el asedio de los jugadores panameños y el entrenador colombiano Hernán Gómez.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Imputan a Oyarbide por “falso testimonio”: había dicho no conocer a Angelici

El ex magistrado compartió cenas con el presidente de Boca Juniors, e incluso este último habría asistido como invitado al cumpleaños del retirado juez

El dólar vuelve a dispararse y se ubica en $16,17 para la venta

La divisa minorista continúa en línea ascendente y alcanza un nuevo récord tras avanzar siete centavos. El blue, por su parte, cede un centavo a $ 16,34