Economía

Antonio Caló admitió que el nuevo salario mínimo “no alcanza para vivir dignamente”

Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer que el piso pasaba de 4.716 pesos a 6.060, pero para el líder de la CGT oficialista se necesita "arriba de 8.500 pesos"

anotnio calo

El titular de la CGT oficialista, Antonio Caló, valoró hoy el aumento del salario mínimo, vital y móvil, que ayer fue acordado en 6.060 pesos, aunque advirtió que se necesita “arriba de 8.500 pesos” para vivir “dignamente”. 

“Es un piso que bienvenido sea que acá en Argentina lo podemos tener, y hace once años que lo estamos discutiendo. Hasta el 2003 estuvo clavado en 200 pesos, hasta que llegó Néstor Kirchner” a la Presidencia, señaló.

LEA MÁS  El Gobierno y cuáles son las claves económicas en discusión

En declaraciones a radio La Red, el sindicalista explicó que la nueva referencia salarial “solo afecta a 150 mil trabajadores de los 9 millones que hay en el país”, aunque admitió que para vivir “dignamente” se necesita “arriba de 8.500 pesos”.

“Dignamente, arriba de 8.500 pesos, sin tirar manteca al techo”, subrayó.

Ayer, el gobierno nacional, sindicalistas y empresarios llevaron el salario mínimo, vital y móvil de 4.716 pesos a 6.060 pesos, lo que implica un incremento del 28,5 por ciento, que será incrementado en forma escalonada, en agosto y enero próximo.

LEA MÁS  La pobreza cayó a 30,3% en el segundo semestre del 2016, según el INDEC

Caló adelantó también que hay “conversaciones” para reunificar la CGT a partir del 10 de diciembre, cuando asuma el nuevo Gobierno.

“Estamos tratando con otros compañeros cómo podemos tener una CGT unificada. No estoy en ese diálogo, otros compañeros están hablando. El otro día hicimos la mesa Scioli presidente, y vinieron compañeros que están en otra CGT”, señaló.

LEA MÁS  La inflación de marzo fue 2,4%, según el Indec

Fuente DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Julio De Vido: explican los motivos por los que no va a la cárcel

El ex ministro de Planificación kirchnerista está procesado en la Justicia. De todas formas, su libertad no está en riesgo

dev http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/dev.jpg

Robo a la base de inteligencia de Gendarmería: querían sacar datos judiciales

robo http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/robo-2.jpg

El hecho es el último capítulo de una guerra de espías en la que se disputa poder, influencia sobre los funcionarios y, por supuesto, dinero