Dólar

Argentina y Venezuela, los países latinoamericaros con el billete de mayor nominación más bajo en dólares

La Argentina y Venezuela se afirman entre los países con la moneda más débil. Un análisis realizado por la consultora Carta Financiera lo pone de manifiesto

venta-paralela-dolar-blue

Un análisis de Miguel Ángel Boggiano, CEO de Carta Financiera LLC y docente de la Maestría en Finanzas de la Universidad de San Andrés, detectó que “el billete de mayor poder adquisitivo del mundo es el de 10.000 dólares de Singapur, que equivale a unos 7.500 dólares estadounidenses. El segundo es el de 1.000 francos suizos, que equivalen a unos 1.070 dólares”.

En el lado opuesto se ubican países como Venezuela, con 17 centavos de dólar, y la Argentina con menos de siete dólares al cambio libre de $14,55 de hoy, o u$s7.14 al cambio promedio de la última semana, aunque entre estos dos se encolumnan las monedas de diversos países africanos.

El CEO de Carta Financiera destaca que “tener billetes de tan baja denominación tiene muchos costos. El más tangible es el de tener que imprimir tantos papeles. En la Argentina, el costo de imprimir billetes llegó a $72 millones en 2008 y hoy está cercano a los $1.000 millones”.

Principales conclusiones expuestas en el análisis de Carta Financiera

“1. Son muy pocos los países del mundo que tienen una moneda estable que consiga no perder su valor a lo largo del tiempo. Es por eso que una gran cantidad de países elige atarse al dólar estadounidense o al euro a través de un tipo de cambio fijo.

“2. Los abusos de la impresión del papel moneda traen altísimos costos en los 20 países cuyo billete de mayor denominación no supera al valor equivalente de 10 dólares.

“3. En países populistas como Venezuela y Argentina, la farsa del billete de 100 pretende desconocer una inflación galopante que tercamente sendos gobiernos pretenden no admitir”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Vidal anunció aumento del 18% para estatales en 2017: se ajustará por inflación

Además, la gobernadora bonaerense reconoció que la paritaria que logró cerrar con los gremios estatales de la provincia “queda sujeta a nuevas discusiones si la inflación fuera mayor” a 4,5% por trimestre