Elecciones porteñas

Para el Gobierno, “el PRO perdió la elección lisa y llanamente”

Aníbal Fernández dijo que con el resultado de la segunda vuelta de ayer "no hay una sola provincia ni ciudad autónoma donde puedan decir que son una fuerza que gobiernen". Por su parte, Larreta lo tildó de "repetitivo"

anibal fernandez y scioli

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró hoy que pese a que Horacio Rodríguez Larreta se convirtió en jefe de Gobierno porteño tras ganar el balotaje, el PRO “perdió la elección, lisa y llanamente” y cuestionó el cambio de discurso del precandidato presidencial Mauricio Macri, sobre algunas iniciativas del Gobierno, y afirmó que en el kirchnerismo “no nos travestimos en pos de un resultado electoral”. 

“El PRO puso al jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma para los próximos tiempos, pero perdió la elección, lisa y llanamente”, señaló el funcionario en su habitual contacto con la prensa en Casa Rosada.

Fernández dijo que con el resultado de la segunda vuelta de ayer, en el que Larreta superó a Martín Lousteau por una diferencia de 3,2 por ciento de votos, “no hay una sola provincia ni ciudad autónoma donde puedan decir que son una fuerza que gobiernen”, y se preguntó: ¿Con qué va a competir (Mauricio Macri) en la candidatura a Presidente?”.

“No ganó nada, no ganó en Salta, no ganó en Santa Fe, no ganó en Chaco, no ganó en Córdoba tampoco. En Mendoza no compitió. No ganó absolutamente nada”, enfatizó.

El jefe de ministros aseguró además que “en su condición de partido local, ganar la elección por tres puntos, es una situación incomodísima para alguien que pretendía ser nada menos que el representante de la oposición en el país”.

“La gráfica es muy clara, no pueden ganar en ningún distrito. Están clavado en un techo del cual no pueden salir. Tenían el caballo del comisario, pero se mancó”, agregó.

Fernández también criticó el discurso de ayer de Mauricio Macri tras el balotaje, en el anticipó que mantendrá dentro de la órbita del Estado a YPF y a Aerolíneas Argentinas, pese a que en el pasado había cuestionado esas medidas.

“No nos travestimos en términos políticos para decir cosas que no pertenecen a nuestra manera de pensar. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner entra a la Casa de Gobierno con sus convicciones intactas, no ha dejado nada de lado en pos de un resultado electoral”, expresó. En ese sentido, adjudicó el cambio de rumbo en las declaraciones de Macri “a la desesperación de alejarse cada vez más de la posibilidad de competir” por la Presidencia.

“También dijo que en líneas generales que el Gobierno había hecho varias cosas buenas. No es más que la rendición con las manos en la nuca del neoliberalismo, del conservadurismo que representa, y una muestra que oportunismo químicamente pura”, subrayó. Fernández graficó que Macri “se dio vuelta como una media en un segundo”, y afirmó que eso “no se ve bien ni para los que quiere conquistar ni para los conquistados” en términos electorales.

“Cuando usted se equivoca de bajada de la autopista, usted lo que trata es de retomarla, y retomarla de cualquier manera. El la pifió bastante lejos”, concluyó.

La respuesta de Rodríguez Larreta

El electo jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, evitó esta mañana contestar el análisis electoral de Aníbal Fernández sobre el resultado del balotaje en esta Capital, al señalar que el funcionario nacional hace “siempre lo mismo, se pone un poco repetitivo”.

Consultado en conferencia de prensa por esa afirmación, Rodríguez Larreta evitó contestarla y dijo, con una sonrisa: “No amerita hacerlo, siempre lo mismo, (Fernández) se pone un poco repetitivo”.

Fuente DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri pidió dejar la idea de “cambio mágico”: “Si tomamos un atajo, nos vamos a dar la piña”

El presidente de la Nación ofreció una conferencia de prensa tras el “retiro espiritual” con su gabinete en Chapadmalal y llamó a “manejar la ansiedad”

La Justicia jujeña confirmó la detención de Milagro Sala

Los jueces ratificaron la prisión preventiva para la líder de la Tupac Amaru por peligro para los testigos, por posibles actitudes intimidatorias