Deportes

El “retro-running”: el nuevo y peligroso deporte

La actividad permite ejercitar sobre todo la parte de atrás de la pierna, incluyendo los gemelos, los cuádriceps, la zona de isquiotibiales y los glúteos

Retro race winner Alex Geilings.

El retro-running es una nueva modalidad de carrera que consiste en correr hacia atrás, una práctica que refuerza de forma diferente los músculos que ya se ejercitan al correr hacia delante, pero que también puede resultar peligrosa.

La cuatro veces campeona de este deporte, Sandra Corcuera, explicó que correr hacia atrás “mejora el equilibrio y previene lesiones, ya que se trabajan los músculos antagonistas que se utilizan en la carrera hacia delante, sin dejar de usar la otra musculatura”, según lo publicado por el sitio Qué!.

De esta forma, el novedoso deporte permite ejercitar sobre todo la parte de atrás de la pierna, incluyendo los gemelos, los cuádriceps, la zona de isquiotibiales y los glúteos.

Además, para realizar esta práctica se debe ir algo inclinado hacia atrás, lo que también ayuda a fortalecer la zona lumbar y los abdominales.

De todos modos, correr hacia atrás implica mayores riegos de caídas, más si se intenta correr en una cinta.

Corcuera, al respecto, recomienda que el retro-running se practique “en pista de atletismo o en una zona plana que no sea irregular y no tenga ningún obstáculo para evitar el peligro de caerse”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Piden llamar a Cristina Kirchner y Parrilli como testigos por los supuestos “carpetazos” de Stiuso

Lo solicitó el fiscal Federico Delgado, que busca tener mayores detalles de la conversación grabada en una escucha en la que se menciona al ex espía

cristina-kirchner-parrilli-oscar http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/cristina-kirchner-parrilli-oscar.jpg

Correo Argentino: Aguad está en Diputados para dar detalles sobre el acuerdo

DYN901.JPG http://www.nexofin.com/archivos/2015/12/dyn901.jpg

El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, aseguró esta tarde que “hicimos lo que pudimos” respecto del acuerdo con el Correo Argentino, y admitió que “obviamente que hay un enorme quebranto en perjuicio del Estado”