Deportes

El “retro-running”: el nuevo y peligroso deporte

La actividad permite ejercitar sobre todo la parte de atrás de la pierna, incluyendo los gemelos, los cuádriceps, la zona de isquiotibiales y los glúteos

Retro race winner Alex Geilings.

El retro-running es una nueva modalidad de carrera que consiste en correr hacia atrás, una práctica que refuerza de forma diferente los músculos que ya se ejercitan al correr hacia delante, pero que también puede resultar peligrosa.

La cuatro veces campeona de este deporte, Sandra Corcuera, explicó que correr hacia atrás “mejora el equilibrio y previene lesiones, ya que se trabajan los músculos antagonistas que se utilizan en la carrera hacia delante, sin dejar de usar la otra musculatura”, según lo publicado por el sitio Qué!.

De esta forma, el novedoso deporte permite ejercitar sobre todo la parte de atrás de la pierna, incluyendo los gemelos, los cuádriceps, la zona de isquiotibiales y los glúteos.

Además, para realizar esta práctica se debe ir algo inclinado hacia atrás, lo que también ayuda a fortalecer la zona lumbar y los abdominales.

De todos modos, correr hacia atrás implica mayores riegos de caídas, más si se intenta correr en una cinta.

Corcuera, al respecto, recomienda que el retro-running se practique “en pista de atletismo o en una zona plana que no sea irregular y no tenga ningún obstáculo para evitar el peligro de caerse”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Incendio en Aeroparque: evacuaron a todos los pasajeros y cancelaron los vuelos

Producto de un humo que habría empezado en la terminal B, el personal y los usuarios fueron evacuados y los vuelos trasladados al aeropuerto internacional de Ezeiza

C2VRLMFWEAAAYcf http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/c2vrlmfweaaaycf.jpg

Durán Barba ya le pasó los lineamientos a Vidal para ganar la Provincia

Jaime Durán Barba http://www.nexofin.com/archivos/2016/11/du.jpg

El asesor estrella de Cambiemos ya la presentó su propuesta “ganadora” a la gobernadora de cara a las elecciones de medio término; la apuesta a los distritos seguros y el papel de Emilio Monzó