AFAAFIP

Los 10 árbitros de fútbol que están en la mira de la AFIP por sus niveles de vida

La Administración Federal de Impuestos Públicos inició una pesquisa sobre varios referís, que deberán justificar su situación patrimonial para no ser suspendidos de la AFA

lunati

Diez árbitros de fútbol, varios de Primera División, son investigados por la Administración Federal de Impuestos Públicos (AFIP) y, de comprobarse que no pueden justificar su situación patrimonial serán suspendidos por la AFA hasta que regularicen su situación. 

A los suspendidos Pablo Lunati, Diego Ceballos y Javier Uziga, se podrían sumar Sergio Pezzotta, Germán Delfino, Carlos Maglio, Saúl Laverni, Nicolás Lamolina, y los asistentes Gustavo Esquivel y Diego Romero.

Guillermo Marconi y Federico Beligoy, referentes del SADRA y la Asociación Argentina de Arbitros (AAA), tenían previsto juntarse con el administrador federal este martes pero la cita fue cancelada y todavía no hay una nueva fecha.

Una vez que el funcionario de la AFIP les informe quiénes son los involucrados, la AFA, como estableció a fines del mes pasado, dispondrá que ellos no dirijan partidos oficiales hasta que regularicen su situación. Esta decisión fue tomada luego de una reunión que mantuvo el 29 de junio el presidente de la Luis Segura, con el propio Echegaray y los primeros damnificados fueron Lunati, Ceballos y el asistente Uziga, quienes no participaron en la fecha 16 y tampoco lo harán en la 17 del torneo.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri se reunirá con Rajoy para pedirle que sea el puente con la Unión Europea

El objetivo del Gobierno es que el país vuelva a exportar en 2017 al mercado comunitario. La visita de Estado a España servirá para acelerar los tiempos

macri rajoy http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/macri-rajoy.jpg

Sorpresa: Larreta confirmó cuanto costará la nueva autopista Illia y que hará con la vieja

nueva illia http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/nueva-illia-1.jpg

La reforma, que plantea hacer de la nueva autopista un jardín como el High Line neoyorquino, estará lista en 2018 y costará 1700 millones de pesos