Muerte del fiscal Nisman

Caso Nisman: se conocen nuevos detalles de los controles en Le Parc

El ingeniero y máximo responsable de las cámaras de seguridad del complejo tiene varios vínculos con entidades del Estado, lo cual incrementa la polémica

lunes 13 de julio de 2015 - 7:56 am

En el marco de la investigación que busca, desde hace casi seis meses, reconstruir la escena y definir si Alberto Nisman se suicidó o lo mataron, una de las claves se encuentra sin lugar a dudas en las cámaras de seguridad del edificio Le Parc, en el cual vivía el fiscal general del caso por el atentado a la AMIA.
[pullquote position=”right”]Se conocen nuevos detalles de los controles en Le Parc[/pullquote]

LEA MÁS  Pity Álvarez se entregó y confesó el crimen: "Lo maté, era entre él y yo"

Un detalle, en este sentido, es que el responsable de controlar esas cámaras era un ingeniero de la Fuerza Aérea que desde enero de 2014 es el jefe de la División de Redes del Estado Mayor Conjunto de las Fuerza Armadas.

Se trata de José Gustavo Alaniz, de 46 años, quien fue el responsable del sistema de seguridad electrónica del complejo Torres Le Parc en Puerto Madero, por lo menos hasta mayo de este año.

LEA MÁS  Pity Álvarez, prófugo: lo buscan por un homicidio en Lugano

“Periodismo Para Todos” difundió anoche el  perfil de Linkedin de Alaniz. Allí él mismo cuenta sus antecedentes en Le Parc en la red social utilizada para buscar empleo.

El ingeniero relata, además, su trabajo en Fuerza Aérea y en la Facultad de Ingeniera de la Universidad de Morón como profesor. Asimismo, es consultor de la empresa Nuevas Tecnologías en Seguridad (NTS). Esta firma trabaja desde 2006 con Prefectura en el monitoreo de áreas públicas de edificios privados de Puerto Madero.

LEA MÁS  Balearon la casa de un policía que investigó a Los Monos

Le Parc cuenta con más de 160 cámaras de seguridad, pero, según se pudo comprobar, varias no funcionaban la noche en la que apareció muerto Nisman, por “problemas de mantenimiento”, de acuerdo a lo consignado por el diario Clarín. 

COMENTARIOS