Papa Francisco

Francisco terminó su gira por Sudamérica con un llamado a la hospitalidad

El Papa ofició una misa ante más de un millón de personas en el parque de Ñu Guasú de Asunción. En su homilía, y frente a Crsitina Kirchner, llamó a "abrir las puertas" a quien "no piensa como nosotros"

papa francisco

El papa Francisco reclamó hoy una mayor “hospitalidad” con quienes piensan distinto, con los desocupados y con los pueblos originarios durante una misa multitudinaria en Asunción de la que participaron la presidenta Cristina Fernández y el mandatario de Paraguay, Horacio Cartes. 

El pontífice exhortó a pasar de la lógica de “la división”, “la superioridad”, “el dominio”, “de aplastar” y “de manipular” a la lógica de la hospitalidad y de la fraternidad.

“No se convence con los argumentos, las estrategias y las tácticas sino aprendiendo a hospedar”, advirtió e insistió delante de la mandataria argentina en su llamado a “abrir las puertas” al hambriento, al desempleado, a las culturas diferentes y a quien “no piensa como nosotros”.

La misa del Papa en el campo grande de Ñu Guazú fue la última de la gira sudamericana que incluyó también a Bolivia y Ecuador, antes de despedirse esta tarde del pueblo paraguayo.

Miles de peregrinos argentinos participaron de la celebración eucarística después de una noche de vigilia difícil debido a las lluvias y el barrizal que se generó en las vías de acceso al lugar donde se levantó un magnífico altar compuesto por unas 32.000 mazorcas de maíz, cocos, zapallos y miles de semillas.

Francisco hizo en su homilía un fuerte llamado a la fraternidad y aunque dirigida especialmente a los cristianos tuvo connotaciones políticas.
Esa fue la segunda vez en cinco días que la primera mandataria escucha reclamos desde la Iglesia sobre la necesidad de escuchar y dialogar con quienes piensa distinto.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO