Aerolíneas Argentinas

Los subsidios a Aerolíneas Argentinas: una enorme caja con el gasto más regresivo del país

La Cámpora, con su referente Mariano Recalde a la cabeza de la compañía, administra un millonario subsidio que no va dirigido a los que menos tienen, sino a los que más vuelan

DYN09.JPG

De la mano de La Cámpora, con Mariano Recalde de titular y a varios de sus gerentes militantes de Aerolíneas, los argentinos subsidian con no pocos millones a cada uno de los pasajeros que se suben a los aviones de la compañía de bandera.

Según datos oficiales, cada pasajero que sube a un avión le cuesta a los argentinos, en subsidios, nada menos que US$ 125.

Ahora bien ¿Porqué se dice que es un subsidio regresivo? La respuesta está en hacia quien va dirigido el gasto, que sale directamente de los bolsillos del Tesoro, financiado por los impuestos que surgen del sacrificio de cada argentino. Y aquí está el problema, el gasto no va dirigido a los de menores recursos, sino a los viajeros frecuentes de la aerolínea de bandera.

Los balances mostrados por la compañía son contundentes, desde 2008 hasta 2013, las deudas en pesos subieron 84,80% en términos nominales. Las pérdidas, que según Recalde terminarían en 2012, siguieron sin mucho espanto. El último balance provisorio, de 2013, muestra un déficit de 703 millones de dólares si se toma en cuenta una paridad promedio de la moneda estadounidense de 5,4 pesos por dólar.

Desde 2008 hasta 2013, los aportes del Tesoro fueron 16.804 millones de pesos, lo que significa, de acuerdo con los precios promedios del tipo de cambio, alrededor de 3990 millones de dólares. En 2014, la cuestión se pronunció. La contribución oficial a La Cámpora fue de 4615 millones de pesos, un promedio de 12,6 millones diarios, de acuerdo con datos de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) sobre la base de lo que publica el Ministerio de Economía.

En 2015, todo empeoró. En los primeros cuatro meses del año, las transferencias llegaron a 1868 millones de pesos (15 millones diarios). Según cálculos publicados por el diario La Nación, el aporte estatal promedio por cada ticket que se vendió en 2015 llega a 565 pesos. Ese importe debería multiplicarse por dos para tener el dato por pasajero.

Todo indica que este año podría ser peor de lo que se esperaba en términos de déficit. Según el presupuesto que se aprobó a fines de 2014, la compañía que comanda Recalde debería utilizar en todo 2015 alrededor de 348 millones de dólares de subsidios para poder equilibrar sus cuentas. Pero en los primeros cinco meses ya se consumió 290 millones, a un ritmo de 1,9 millones diarios. Las previsiones hablan de que se necesitará un cheque de algo más de 600 millones de dólares, al menos si el tipo de cambio se mantiene en este rango.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Escándalo: advierten que la Legislatura “blanqueó la coima” en la industria farmacéutica

El Sindicato de los Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina afirmó que el proyecto habilita los sobornos a médicos por parte de los laboratorios, reunidos en la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA)