Elecciones 2015

Manzur se mostró confiado y restó importancia a las críticas del arzobispo de Tucumán

El candidato a gobernador de la provincia aseguró que el oficialismo "va a andar bien" y "va a ganar" en los comicios provinciales del 23 de agosto. Además, optó no responder a las críticas del arzobispo Alfredo Zecca durante el Tedeum

sábado 11 de julio de 2015 - 12:50 pm

El candidato a gobernador tucumano por el Frente para la Victoria, Juan Luis Manzur, se mostró confiado en que logrará la victoria en los próximos comicios del 23 de agosto y restó importancia a las críticas realizadas por el arzobispo de Tucumán, Alfredo Zecca, durante el Tedeum del 9 de julio.

En primer lugar, al ser consultado sobre cómo tomaron las palabras de Zecca en el oficialismo -quien había señalado que existe un “discurso único” en el país-, el ex ministro de Salud aseguró: “Muy bien”. En diálogo con Radio Mitre, Manzur agregó que el arzobispo pide “diálogo, apertura y discusiones amplias, pero también consenso”, lo que representa “la postura de la Iglesia de siempre: escuchar al distinto, pero construir”. [pullquote position=”right”]Manzur se mostró confiado y restó importancia a las críticas del arzobispo de Tucumán[/pullquote]

LEA MÁS  Actores opositores se manifestaron en el centro contra el acuerdo con el FMI: "La Patria no se rinde"

Además, el aspirante a gobernador tucumano explicó: “Todos los candidatos a todos los cargos de distintos espacios políticos nos hemos reunido con Zecca, le manifestamos nuestros planes, propuestas y qué Tucumán queremos”, dijo y agregó: “Esto nos enriquece a todos”.

Manzur dialogó esta mañana con Marcelo Bonelli por Radio Mitre, a quien le expresó su confianza en que triunfará en los comicios del próximo 23 de agosto, e hizo hincapié en la experiencia con la cuenta su espacio político. “La gente no salta al vacío ni quiere improvisaciones”, aseguró, en referencia a los candidatos de la oposición.

LEA MÁS  Citan a juicio a Cristóbal López, Echegaray y De Sousa por fraude millonario al Estado

“Tucumán, si uno lo compara con 2003, 2004, cambió para mucho mejor”, planteó el tucumano.

Y cerró: “Esto no quiere decir que estemos bien ni mucho menos. En todos los hospitales públicos había que pagar un bono para poder atenderse. Esa era la situción que nos había dejado la Alianza, un país quebrado, de rodillas, al que le habían amputado el futuro”.

LEA MÁS  Cortocircuito familiar: el hijo de Michetti está a favor de la despenalización del aborto
COMENTARIOS