Avance sobre la Justicia

Embate K a la Justicia: Gobierno busca sacar al otro camarista que debe analizar el memorandum con Irán

La Rosada ahora quiere ir por el juez Juan Carlos Gemigniani. Se supone que votaría contra el pacto

Juan-Carlos-Gemignani

El Gobierno teje un plan para atacar nuevamente a la Justicia. Tras apartar al juez Luis María Cabral, el kirchnerismo intenta sacar a un segundo juez de la causa por el Memorándum con Irán. El miércoles pasado recusó al camarista Juan Carlos Gemignani, con el argumento que ya se conocía su decisión de votar por la “inconstitucionalidad” del pacto con Irán. 

Los abogados del Estado, según adelantó Ambito, aducen que Gemignani facilito a la prensa la documentación que el canciller Hector Timerman elevara a la Casación, que incluía un informe completo sobre las diferentes etapas y reuniones que se llevaron a cabo entre las delegaciones argentina e iraní para concretar el polémico Memorandum.

La disputa por la constitucionalidad o no del Memorandum que se despliega en la Cámara de Casación es tan áspera porque de su resultado se deriva la posible reactivación -o no- de la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por los presuntos delitos de “encubrimiento, traición a la patria, cesión de soberanía, abuso de autoridad, afectación al juez natural, afectación a la división de poderes y de las responsabilidades del estado argentino ante la comunidad internacional”.

Según el portal La Política Online, sería posible reabrir la investigación incluso sólo con las pruebas que hay en el expediente. Era esa la tesis del removido Cabral, razón que llevó al secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, a empujar su desplazamiento.

Según esta visión, el Memorandum confirma la “premeditada intención” de la presidenta de acordar la “cesión de la soberanía a los iraníes” para garantizar la impunidad de los presuntos culpables del atentado a la AMIA y agregan que su responsabilidad sería “innegable” al haber “impartido la orden” de poner en marcha el acuerdo.

Por ello, Zanini planteó la “neutralización” de la causa como un tema neurálgico del Estado y la puso en marcha a través de su alfil en Casación, la presidenta del tribunal Ana María Figueroa.

Tras la recusación de Gemignani, los tres jueces de Casación -el propio Gemigniani, Figueroa y Claudio Vazquez, el polémico abogado que impuso el kirchnerismo en lugar de Cabral- se encuentran cuestionados y deberían decidir entre ellos, si respaldan o no esas objeciones. Si no llegaran a una mayoría de dos votos, deberían realizar un sorteo entre sus pares de las otras salas de Casación para conformar una mayoría de dos votos.

Es por esto que Gemignani solicitó a Figueroa -presidenta de Casación-, que constituya un tribunal ad hoc para que resuelva las recusaciones.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri pidió dejar la idea de “cambio mágico”: “Si tomamos un atajo, nos vamos a dar la piña”

El presidente de la Nación ofreció una conferencia de prensa tras el “retiro espiritual” con su gabinete en Chapadmalal y llamó a “manejar la ansiedad”

La Justicia jujeña confirmó la detención de Milagro Sala

Los jueces ratificaron la prisión preventiva para la líder de la Tupac Amaru por peligro para los testigos, por posibles actitudes intimidatorias