El drama de los famosos

El drama de vida de un ex Mambrú: Confesó que estuvo deprimido y cayó en las drogas

Uno de los cantantes de la banda de jóvenes surgida de un reality contó su sufrimiento luego de separarse

mambru

En una entrevista con CoCine, Germán Tripel se animó a hablar del mal momento que le tocó vivir tras la separación de Mambrú, la banda joven que lo lanzó a la fama y luego lo llevó a vivir los momentos más complicados de su vida: la depresión, los excesos y la necesidad de despojarse del pasado para abrirle las puertas al futuro.

“Estuve deprimido como dos años. Sólo iba al gimnasio y un par de cosas más, sólo porque mis viejos me obligaban. Sino, me quedaba en casa tirado en el sillón. Para que te des una idea, lo tuve que tirar después de esa etapa porque había quedado hundidísimo, con la forma de mi cuerpo. Parecía el sillón de Los Simpson”, comenzó contando.

“Fue un poco extraño, es muy fácil preparar a alguien para el éxito, y exaltarlo y decir que es el mejor. Pero de repente, de un día para el otro, pasas de eso a no ser nadie. Llamás por teléfono y te preguntan quién sos. Fue muy duro”.

Cuando le consultaron si sus ex compañeros de banda también habían sufrido el mismo destino, aclaró: “El fin de Mambrú nos golpeó a todos de distinta manera. Gero estaba haciendo muchas cosas en San Isidro, con off de musicales, y gracias a eso la pegó en España; Pablo, el chiquitito, encontró su camino con el hermano en Bahía; Manu estaba con su banda. Todos tenían su background con la música, todos cantaban de antes y tenían sus grupos que los apoyaban. Yo no tenía nada, sólo el deporte”.

Como a muchos artistas, la depresión y el no encontrar un nuevo norte lo llevó a hacer cosas de las que hoy no se siente orgulloso.

“En esa depresión, probé de todo. Buscaba la solución en otros lugares, en otras cosas. Salía de lunes a lunes y volvía totalmente en pedo, y a veces no solo en pedo… Después, tras vivir mucho tiempo solo, volví con mis viejos y a veces me iba a dormir vestido y amanecía completamente desnudo porque a la noche quería despojarme de todo. Estaba medio mal”.

Pero aún en esos momentos oscuros, Tripa siempre quiso volver a su vida normal aunque su costado artístico siempre se cruzaba en sus planes.

“Todo el tiempo quería regresar a hacer actividad física, volver a estudiar y rendir las materias que debía. Pero siempre que me decidía, me llamaban para armar proyectos. Y era siempre lo mismo. Probaba, armaba, hacía y volvía a deprimirme. Hasta que empecé a encontrar mi norte, a componer y hacer letras, a encontrarle la vuelta a la situación. Gracias a la ayuda de mi familia, que eran los únicos que me acompañaron en todo este trajín, quise sacar un disco y lo conseguí con Universal. Después llegó “Rati Horror Show” y en 2008 llegó “Rent”, donde conoció a Florencia Otero, su esposa y madre de su hija Nina, y ahí cerré la historia Mambrú para abrir un universo nuevo”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Gran corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados