Mundo Saludable

Vivir en zonas urbanas con muchos árboles: la clave para una vida saludable

Según una investigación, las zonas verdes urbanas y los árboles en especial ayudan a reducir la hipertesión y la obesidad

jueves 9 de julio de 2015 - 8:50 pm

Se sabe, gracias a estudios, que los entornos naturales mejoran la salud físisca y mental. Los árboles, por ejemplo, no solo ayudan a reducir el nivel de contaminación y las temperaturas extremas de las zonas donde se encuentran, también ayudan a disminuir la presión arterial y el estrés.

Teniendo en cuenta esto, investigadores estadounidenses, canadienses y australianos cuantificaron en qué medida las áreas verdes urbanas contribuyen a mejorar la salud. Así, encontraron que los árboles urbanos y los situados en carreteras no solo hacen que los vecinos de la zona tengan una mejor percepción de salud, sino que reducen el número de patologías cardio-metabólicas, como la hipertensión y obesidad. Los resultados fueron publicados en la revista ‘Scientific reports’, del grupo Nature.[pullquote]Vivir en zonas urbanas con muchos árboles mejora la salud[/pullquote]

LEA MÁS  Cómo detectar y tratar el síndrome del burnout

Para llegar a esta conclusión, los investigadores, liderados por Marc G. Berman, estudiaron la relación entre los espacios verdes urbanos, específicamente los árboles en las calles y en lugares como parques y jardines domésticos, y el nivel de percepción de los vecinos sobre su salud.

Tras cuantificar el aporte de los árboles a la salud, los investigadores concluyeron que un aumento de 10 árboles por manzana (equivalente a incrementar en 4% la masa arbolada), harían que una familia con ingresos no tan altos y que vive en un entorno verde pueda tener una salud equivalente a la de otra familia que viva en una zona no tan arbolada aunque su nivel socioeconómico sea mayor.

LEA MÁS  Cuál es el deporte ideal para personas con problemas de tiroides

Aunque el estudio no identifica los mecanismos por los que los árboles producirían estos beneficios, los autores creen que la mejora de la calidad del aire en las zonas más arboladas, y la capacidad para reducir el estrés y promover la actividad física podrían ser factores que contribuyen a la mejora de la salud.

COMENTARIOS