Policiales

Narco argentino organizaba su banda desde una cárcel chilena

Al parecer, lo único que habría cambiado para esta agrupación delictiva sería “la libertad de movimientos de su líder” pero “no la operatoria”, según lo confirmado por fuentes de la causa

enrique-omaro-oso-argumedo

Una banda narco argentina había sido desarticulada en 2011 por la encarcelación de su líder, pero tiempo después los investigadores del caso descubrieron que la organización seguía operando, ya que Enrique Omar “el Oso” Argumedo, el cabecilla, seguía controlando todo desde la prisión.

Argumedo está preso en Chile en el Centro de Detención Preventiva Santiago 1 desde 2011, cuando fue detenido por ingresar al país vecino con casi 700 kilos de marihuana.

En 2013 fue condenado a diez años por ser considerado por la Justicia como el líder de la banda de narcotraficantes que traía droga desde Paraguay, la embalaba en Formosa, la acopiaba en Mendoza y la comercializaba en el país trasandino.

El “Oso”, como cabeza de la agrupación delictiva, se encargaba de coordinar los envíos y negociar los precios. Es decir que el entramado fino de la logística y el monto de las ganancias estaban bajo su control, según lo publicado por Perfil.com.

Finalmente, la policía chilena, junto a su par argentina, descubrió que Argumedo seguía operando desde su celda. “Comandaba a los otros miembros desde el interior de la Penitenciaria”, señalaron fuentes de la causa al medio citado.

Al parecer, lo único que habría cambiado fue “la libertad de movimientos de su líder” pero “no la operatoria”, confirmaron.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Acto por Nisman: más críticas al kirchnerismo y se valoró la reapertura de la causa

El homenaje, al que asistieron más de mil personas, duró algo menos de una hora y tuvo nutrida presencia del Gobierno

http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/nisman-3.jpg

Se conocen detalles del plan de Javier González Fraga en el Banco Nación

http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/fraga.jpg

El protagonista recibió este lunes un llamado de uno de los vice jefes de Gabinete, Mario Quintana