Política

La estudiante que Kicillof nombró en el Banco Central cobra $ 160.000 y no pagaría Ganancias

A sus 27 años, y con su pliego aprobado a mediados de junio, Bárbara Domatto Conti pasó a integrar el directorio del Banco Central aunque aún no tiene título universitario. Por qué no paga Ganancias

DYN10.JPG

La estudiante que el ministro de Economía, Axel Kicillof, nombró en el Banco Central de la República Argentina (BCRA) cobra $ 160.000 y no pagaría impuestos a las Ganancias, según pudo confirmar Nexofin de fuentes internas de la entidad monetaria.

La joven Bárbara Domatto Conti, propuesta por el ministro para ocupar un lugar en el directorio del BCRA, cobra ese salario desde que fue nombrada por decreto. 

La joven aún no se recibió de la carrera de Actuario en la Universidad de Buenos Aires (UBA), ya que aún debe la tesis, según se desprende del pliego presentado en mayo último a la comisión de Acuerdos del Senado. “Estoy haciendo la tesis, ya la presenté”, sostuvo la estudiante y flamante directora del Banco Central en la reunión de Acuerdos del 16 de junio, ante la pregunta del senador radical Martínez.

Además, al igual que el resto de los siete directores de la entidad conducida por Alejandro Vanoli, Domatto Conti, con 27 años, cuenta a partir de ahora con un chofer a su disposición, confirmaron las mismas fuentes a este portal.

No tributa Ganancias

El caso de Domatto Conti es un claro ejemplo del desequilibrio generado por el aún vigente decreto 1242/13 que estableció en 2013 que los trabajadores que entre enero y agosto de ese año cobraran por debajo de los $ 15.000 no tributarían Ganancias. Esta decisión se mantiene en pie, aunque ya pasaron dos años y los sueldos sufrieron modificaciones.

Por entonces, la estudiante de Actuario trabajaba en la Subsecretaría de Programación Económica, un área del Ministerio de Economía y Finanzas, según se desprende de su currículum hecho público en mayo de este año. En el caso de haber cobrado por entonces una cifra mayor a los $ 15.000, Domatto Conti actualmente estaría pagando Impuesto a las Ganancias por el equivalente a ese salario. Esto, en el caso de que sus ingresos superaran los 15.000 pesos en 2013, ya que, de caso contrario, en la actualidad estaría completamente exenta del pago de este tributo.

A pesar de haberse cambiado de trabajo, la joven está amparada por la Resolución General 3525 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que estableció en agosto del 2013: “La condición del sujeto beneficiario con relación a las retribuciones a percibir a partir del 1 de septiembre de 2013, se determinará en base a la mayor de las remuneraciones y/o haberes mensuales, conforme el procedimiento establecido en el artículo siguiente, devengadas en el período enero a agosto de 2013, ambos inclusive —aún cuando hubiere mediado un cambio de empleador—”.

Es decir, que el cambio de trabajo no modifica en los papeles su situación frente al impuesto que cobra el organismo conducido por Ricardo Echegaray, pese a que ahora su sueldo creció de manera exponencial. Pero, en caso de tener que tributar, ¿cuál sería el monto a pagar sobre los $ 160.000 brutos de sueldo? En tal caso, se le descontarían $ 7.344 de aportes y $ 49.962 de Ganancias. Es decir, su sueldo neto sería de $ 102.693.

barbara-domatto-conti

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO