Policiales

Dos muertos por un tiroteo en la inmediaciones del hospital Piñero

Un grupo de hombres de la villa 1-11-14 llevó esta madrugada a una persona herida al centro de salud y comenzaron a disparar fuera del hospital. Además, hay dos heridos de bala

hospital-piñero-barrio-flores

Tensa madrugada en hospital Piñero. Un grupo de hombres de la villa 1-11-14 llegó con una persona herida, y abrieron fuego para que los gendarmes no los atrapen.

Damián Pagano, director del Hospital Piñero, negó que haya habido disparos dentro del edificio. “Aquí llegaron cuatro personas heridas de bala durante la noche, traídas por familiares”, precisó en C5N.

La primera víctima, un joven de 19 años, llegó muerto. El segundo fue un menor de edad, que tras ser intervenido en el tórax, quedó internado. Media hora después, llegó otro menor de edad, con heridas de bala en el abdomen. Por último, una mujer de 26 años que recibió un disparo en la cabeza, que venía de “otro barrio”, según contó Pagano.

“Entre las 20.30 y las 23.30 se produjeron los cuatro ingresos”, contó Pagano, quien además dijo que lo que se escuchó dentro del hospital fueron tiros al aire, en el ala de maternidad.

“Hay seguridad de Gendarmería, seguridad privada y apoyo de la policía metropolitana”.

El padre de uno de los jóvenes internados dijo a los medios que su hijo estaba mirando “un partido de fútbol, junto a tres menores”, en la villa Fátima, cuando apareció otra persona y comenzó a disparar.

“Le dicen Ale Baigorria”, dijo Antonio sobre quien le disparó a su hijo. El hombre aseguró que los hechos se dieron sin ningún tipo de anticipación y que su hijo “está peleando por su vida”, tras ser operado del hígado y del riñón.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados