Paros y protestas

Empresario a cargo de la línea 60: “La solución del conflicto es bastante complicada”

Los choferes de estos colectivos no brindan servicio desde el sábado a la tarde para los 250 mil pasajeros que las utilizan diariamente

colectivo 60

El presidente de la empresa a cargo de la línea de colectivos 60, Marcelo Pasciuto, aseguró hoy que “la solución” del conflicto que mantiene paralizado al servicio por quinto día consecutivo “es bastante complicada”.

Se quejó de que “el cuerpo de delegados sigue manteniendo la posición rígida de que se puede salir a trabajar pero sin cortar boletos” y argumentó que “no se puede transportar gente sin seguro”.

LEA MÁS  Conocé a Anastasia Ashley, una surfista que te dejará con la boca abierta

“Entonces, estamos en un punto donde la solución (del conflicto) es bastante complicada”, enfatizó el presidente de la empresa MONSA en diálogo con radio Continental.

Entre el jueves y el sábado, los choferes de la línea 60 de colectivos no cobraron boleto a los usuarios para repudiar el despido de un trabajador.

LEA MÁS  Se sacó una selfie y ahora lo busca la policía por lo que se ve en el reflejo de sus anteojos

Entonces, la empresa MONSA despidió a 47 trabajadores e impidió sacar las unidades de las terminales y, desde el sábado a la tarde, no hay servicio para los 250 mil pasajeros que las utilizan diariamente.

Según los choferes, se trata de un lock out patronal y no de un paro de actividades. La línea 60, con 19 ramales, une el barrio porteño de Constitución con los partidos bonaerenses de Escobar y Tigre.

LEA MÁS  Paro del 6 de abril: ¿Cuáles son los gremios que no se suman?
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Detuvieron al principal sospechoso de asesinar a Araceli Fulles

Estaba prófugo, pero Gendarmería lo encontró esta noche en la villa 1-11-14

Bario badaracco http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/2446689w620.png

Brasil: fuertes protestas y enfrentamientos armados contra las reformas laborales de Temer

Brasil (3) http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/brasil-3.jpg

El país vivió fuertes escenas de violencia en el marco de la huelga nacional convocada este viernes por las centrales sindicales brasileñas contra las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Michel Temer